USAL/DICYT

La Universidad de Salamanca se ha sumado a la celebración del Año Internacional de las Legumbres, siguiendo la conmemoración declarada por parte de la ONU con el nombre de “Semillas nutritivas para un futuro sostenible”. La gente que acuda a este evento podrá disfrutar de concursos, degustaciones, talleres y conferencias sobre este producto tan ligado a la región centraron su IX Semana Verde.

La Universidad de Salamanca viene mostrando su compromiso con la sostenibilidad desde hace años y buena muestra de ello es su Oficina Verde, desde donde se coordina el diseño de estrategias, la implementación de programas y la ejecución de acciones dirigidas a eliminar o reducir los impactos ambientales que se generan en el desarrollo de sus actividades, así como a promocionar e incrementar la sostenibilidad de la vida universitaria.

Así, bajo el lema “Legumbre es Costumbre” y sumándose al Año Internacional de las Legumbres 2016, organizaron un amplio programa de actividades dirigidas no solo al público universitario sino a toda la ciudad e incluso la provincia. El objetivo, en esta ocasión, era sensibilizar sobre el papel crucial que juegan las legumbres en la región, no solo en el ámbito ecológico y económico, sino también en el de la gastronomía.

Pero también ha habido espacio, durante la novena Semana Verde de la Universidad de Salamanca, para actividades con un componente lúdico. El viernes, en la Fonda Veracruz, se celebra la fase final del concurso de recetas “La legumbre a la lumbre”, en la que los blogueros Alberto Marcos, de Mucha Vida Blog, Ana Sánchez, de Con Tapas y a lo Loco, y Patricia Sánchez, de Dime que es Viernes, tuvieron que ejercer de jurado ante los finalistas de un concurso en el que, a través de las redes sociales, los participantes debían proponer su mejor plato de legumbres.

CIALE, referente en investigación

La Semana Verde también ofreció la posibilidad de conocer de primera mano, a través de sus investigadores, uno de los centros punteros de la Universidad de Salamanca en el ámbito medioambiental, como es el CIALE, donde se pudo visitar el invernadero científico, el Banco de Germoplasma y se realizó un taller de germinación de leguminosas. Una actividad similar a la desarrollada en el Colegio Mayor San Bartolomé, donde sus estudiantes pudieron aprender a sembrar legumbres en huertos universitarios.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de