No supone amenaza para las personas

El descubrimiento del virus en los pavos no supone una amenaza directa para la salud humana. Se puede seguir comercializando carne de pavo procesada de forma higiénica y sometida a la pertinente inspección veterinaria. El Jefe Veterinario de la FAO, Juan Lubroth afirmó que "una vez que las aves enfermas se han recuperado, es posible continuar con la producción y el procesado de forma inocua. No suponen ningún riesgo para la cadena alimentaria".

Vigilancia de la enfermedad

La actual cepa del virus H1N1 es una combinación de genes humanos, porcinos y de aves, que pese a ser muy contagiosa, no es más letal que los virus de la gripe común. Pero podría hacerse más peligroso si adquiere mayor virulencia, por ejemplo, combinándose con el virus de la gripe aviar (H5N1). Este fenómeno se conoce como recombinación genética.

"Chile no tiene gripe provocada por el H5N1. Si el brote hubiera ocurrido en el Sudeste asiático, la introducción del H1N1 habría causado mayor motivo de preocupación", comentó Lubroth.

Chile es ya el cuarto país que investiga la propagación del virus H1N1 a los animales por trabajadores que mostraban síntomas similares a los de la gripe. Hay casos de contagio a cerdos en Canadá, Argentina, y de forma más reciente, en Australia. La emergencia de las nuevas cepas de virus de gripe capaces de afectar a los seres humanos y a los animales domésticos suponen una preocupación más extensa y general que está siendo seguida de cerca por la FAO, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de