La cumbre que se está celebrando en Roma sobre la crisis mundial de los alimentos pidió el miércoles a las naciones ricas que ayuden a "revolucionar" la agricultura en África y el mundo en vías de desarrollo para producir alimentos suficientes para casi 1.000 millones de personas que se enfrentan a la hambruna.

"La crisis mundial de los alimentos es un toque de atención para que África se lance a una "revolución ecológica" que ha sido retrasada en demasiadas ocasiones", dijo el ministro nigeriano de Agricultura, Sayyadi Abba Ruma, en el segundo de los tres días de la cumbre.

"Cada segundo muere de hambre un niño", dijo a Reuters. "El momento de actuar es ahora. Basta de retórica. Más acción".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, recibió una petición firmada por más de 300.000 personas que dice que no hay tiempo que perder. El borrador de la declaración de los 151 países participantes dice: "Nos comprometemos a eliminar la hambruna y a asegurar comida para todos".

La Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) convocó la cumbre después de que la escalada de los precios de los alimentos básicos amenace con añadir 100 millones de personas más a los 850 millones de hambrientos, con disturbios en algunos países que amenazan la estabilidad de sus gobiernos.

El coste de la mayoría de los alimentos básicos se ha duplicado en los últimos dos años, y el arroz, el maíz y el trigo están en niveles récord. La OCDE cree que los precios caerán, pero seguirán hasta un 50 por ciento más elevados en la próxima década.

Ban aseguró que la cumbre ya es un éxito.

"Hay un claro sentido de resolución de responsabilidad compartida y de compromiso político entre los Estados miembros para tomar las decisiones políticas adecuadas e invertir en agricultura en los próximos años", señaló.

Pero el desacuerdo sobre cuánto contribuyen los biocombustibles al incremento del precio de los alimentos podría dejar la cumbre sin una declaración final contundente.

Estados Unidos, líder en el etanol basado en maíz, y Brasil, el mayor productor de etanol de caña de azúcar del mundo, dice que es importante diversificar las fuentes energéticas en un momento en que los precios del petróleo están en niveles escandalosos y se pide la utilización de combustibles más limpios.

Mejorar la agricultura

El predecesor de Ban en la ONU, Kofi Annan, acudió a Roma para firmar un acuerdo con agencias de la ONU que intenten impulsar la producción agrícola en África.

"Esperamos estimular una revolución verde en África que respete la biodiversidad y las diferentes regiones del continente", declaró Annan, que preside la Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA, por sus siglas en inglés), que coordina la campaña.

El plan proporcionará apoyo técnico para mejorar la gestión del agua y de la tierra, acceso a semillas y fertilizantes y mejorar la infraestructura en los "graneros" de África, que tienen relativamente buenas condiciones de cultivo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de