Una delegación de la Universidad chilena de Santo Tomás ha recorrido durante dos jornadas las instalaciones de este Instituto madrileño, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Su objetivo es recabar información para importar sus modelos de funcionamiento sostenible en relación a la producción local de alimentos, y poder establecer líneas de colaboración entre ambas instituciones.

Para las instituciones chilenas, la Comunidad es un modelo a seguir por su actividad en el campo de la innovación alimentaria y su colaboración con el sector restaurador, así como a su pertenencia a una red nacional de Ciencia y Cocina. El Gobierno chileno tiene como proyecto prioritario y estratégico para el norte del país el desarrollo de un turismo ligado a la  producción local de alimentos y a la innovación culinaria.

Así, tienen interés en desarrollar un centro de investigación gastronómica cuyo modelo de apoyo científico y técnico sería el IMIDRA y sus fincas temáticas. La delegación chilena ha recorrido las fincas de El Encín (Alcalá de Henares), La Chimenea (Aranjuez) y El Socorro (Colmenar de Oreja). En la primera se han visitado los laboratorios, la bodega experimental, el museo ampelográfico y los bancos de germoplasma, entre ellos el de vid.

En la finca de La Chimenea se ha abordado la actividad de apoyo al sector ganadero y, especialmente, el Centro de Olivicultura, único en sus características en la zona centro de España. Además, en la Finca de El Socorro han podido conocer in situ el planteamiento y manejo de una estación experimental vitivinícola.

En Aranjuez visitaron el taller de empleo de elaboración de conservas y encurtidos de la Asociación de Desarrollo Local ARACOVE, que se encuentra en las instalaciones del IMIDRA en la finca de La Chimenea.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de