Un total de 84 jóvenes agricultores han podido iniciar un proyecto laboral en la Comunidad de Madrid con las ayudas que proporciona la administración regional, que permitieron, además, que se hayan desarrollado 348 proyectos para modernizar explotaciones en los últimos cuatro años. Para seguir favoreciendo al campo madrileño, se ha aprobado incrementar en un 20% dichas ayudas, llegando a los 3,6 millones de euros. 

Esta partida está destinada a la instalación de jóvenes agricultores y a la modernización de explotaciones del mundo rural, dos de los objetivos preferentes de la política agraria madrileña. Los jóvenes que a lo largo de estos años han recibido las ayudas de la Comunidad han podido afrontar con ellas distintas situaciones, como el pago del primer año de un contrato de arrendamiento de tierras, los gastos notariales y registrales, y los referidos a permisos y licencias, entre otras.

En 2014, las ayudas han llegado a 3 millones, permitiendo que 24 jóvenes agricultores se instalaran en la región. Como ejemplos, el establecimiento de primeras explotaciones hortícolas en Villa del Prado, las nuevas explotación de ganado ovino de leche en El Vellón y Guadalix de la Sierra, otra dedicada a la leche de caprino en Robledo de Chavela, explotaciones agrícolas de regadío y de secano en Morata de Tajuña, Chinchón o Titulcia y varias explotaciones de ganado vacuno de carne, en Colmenar del Arroyo o Cabanillas de la Sierra.

También este año las ayudas de la Comunidad permitieron que se desarrollaran 63 proyectos de modernización de explotaciones. Además, este apoyo de la administración madrileña refuerza el sector agroalimentario de la región al tiempo que mejora la calidad de vida de los agricultores y ganaderos y la protección y mejora del medio ambiente de la región, apostando por la innovación también en el mundo rural.

La Comunidad de Madrid mantiene las ayudas directas a agricultores y ganaderos de la región en el entorno de los 41 millones de euros para el horizonte financiero 2014-2020 e incrementar cerca del 10% los fondos europeos para el Programa de Desarrollo Rural, que alcanza los 76,5 millones de euros para los próximos siete años, frente a los 69,5 del periodo 2007-3013. En total, la Comunidad mantiene 30 líneas de ayuda al sector agroalimentario madrileño que superan los 50 millones de euros anuales.

Los 3,6 millones se emplearán en desarrollar cinco actuaciones del Programa de Desarrollo Rural de la Comunidad: ayudas a la primera instalación de jóvenes agricultores, apoyo a las inversiones productivas basadas en un plan de modernización de instalaciones, ayudas a la inversión en mejoras higiénico-sanitarias y en la introducción de energías alternativas, ayudas para agricultores que introduzcan sistemas más eficientes de riego y ayudas a agricultores que introduzcan cultivos poco exigentes en agua en parcelas en las que anteriormente cultivaban especies exigentes en agua.

Apoyo a los productos agroalimentarios

Las ayudas para la primera instalación suman 900.000 euros, y 2,7 millones se dedicarán a las ayudas a mejoras en la explotaciones cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), la Administración General del Estado y la Comunidad de Madrid.

La Comunidad impulsa además distintas políticas para fomentar el desarrollo y la competitividad del sector agroalimentario de la región, que van desde la investigación aplicada, tanto en agricultura como en ganadería a la promoción de los productos locales a través de distintos encuentros, como el recientemente creado Mercado de Productores, en el que se ofrecen productos madrileños de la mano de sus productores en Matadero Madrid cada último fin de semana de mes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de