Las modificaciones más significativas son que se ha incorporado la posibilidad de presentar nuevas ayudas agroambientales y se ha incorporado la posibilidad de presentar nuevos tipos de alegaciones al SIGPAC derivadas de la puesta en funcionamiento del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos.

Asimismo, se ha realizado una simplificación del trámite con la eliminación de formularios y páginas, que han sido "absorbidas" por otras ya existentes (en especial las paginas orientadas a las ayudas ganaderas), permitiendo que el declarante tenga que dedicar menos tiempo de navegación y consiguiendo un expediente menos voluminoso. Todo ello, sin incrementar la complejidad de los formularios que tienen que rellenar.

También se ha cambiado la navegabilidad entre páginas (en especial las páginas orientas a las ayudas por superficie), a fin de que sea mas intuitiva la forma en la que deben declarar los ciudadanos.

El director general ha afirmado que la modificación más importante se ha realizado, no sobre la Solicitud Única (aunque sean los solicitantes de ésta los primeros que se beneficien de la mejora) sino sobre el sistema declarativo ARADO. Además de la forma habitual de presentación de solicitudes, se abre la vía telemática.

Plataforma @FIRMA

Los ciudadanos tendrán la posibilidad de firmar su solicitud mediante la plataforma @Firma, con un certificado personal emitido por la FNMT o mediante DNI electrónico, y de registrar telemáticamente haciendo uso de la plataforma de la e-administración del Gobierno de Extremadura.

En relación con el acto administrativo de presentación de la solicitud, lo podrán realizar, tanto el propio interesado como otra persona y por supuesto, las entidades colaboradoras (asociaciones agrarias y entidades financieras que hayan suscrito el convenio de colaboración).

La directora general de la PAC, Mercedes Morán, por su parte, ha indicado que la solicitud única es el trámite más importante del año, que realizan más de 75.000 agricultores y ganaderos y "se solicitan las ayudas al pago único, por superficie, ganaderas, agroambientales, la indemnización compensatoria por zona desfavorecida y de alta montaña y las primas de mantenimiento y compensatorias de la forestación de tierras agrarias".

Según Morán, este trámite permite al titular inscribir o actualizar su explotación en el Registro de Explotaciones Agrarias, "que es condición necesaria para percibir las ayudas".

Ha explicado que desde el pasado año se inició, junto con la Dirección General de Administración Electrónica, un proceso de simplificación que ha consistido en la implementación de la herramienta GESCOL para "acortar los tiempos de comunicación y subsanaciones para los administrados".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de