La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, aseguró ayer, tras su toma de posesión, que la unión de ambas responsabilidades (protección del medio ambiente y agricultura) no supondrá la discriminación "absolutamente de nadie", tras los temores expresados tanto por parte de los agricultores como de los ecologistas de que una de las dos áreas quede en segundo plano.

"No podemos entrar en una polémica que nunca ha existido –aseguró–. Estamos hablando de un Gobierno que con anterioridad tenía dos ministerios, pero con políticas que han confluido".

En este sentido, recordó los dos últimos casos en los que ambos departamentos trabajaron conjuntamente en la pasada legislatura: la declaración de área marina protegida para el Cachucho y la normativa de aguas depuradas. "Eso lo vamos a hacer ahora, con la única diferencia en que las responsabilidades recaen en un mismo ministerio", concluyó.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de