Así, y para responder a las obligaciones derivadas de la Política Pesquera Común (PPC) en materia de control de la actividad pesquera, tomando en cuenta el reparto de competencias en materia de pesca marítima entre la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas, se ha acordado la creación de un Grupo de Trabajo de Control.

Su cometido será asegurar la coordinación de las actuaciones de control de la actividad pesquera de manera integral, la armonización de los criterios de aplicación de las normas y la reacción conjunta a los problemas que puedan surgir.

También se ha aprobado la creación de otro grupo de trabajo para la ordenación del caladero nacional, una actividad necesaria para alcanzar un aprovechamiento óptimo de los recursos pesqueros, atendiendo a criterios homogéneos de sostenibilidad de la explotación.

Para la realización de su tarea, de forma conjunta con el sector pesquero, está prevista en una primera fase, una síntesis del asesoramiento científico de los recursos pesqueros por pesquerías homogéneas, y diferenciado por caladeros: Cantábrico y Noroeste, Golfo de Cádiz, Mediterráneo y Canarias.

En un segundo paso se realizará un diagnóstico de la situación de la flota, teniendo en consideración, para alcanzar este objetivo la dimensión de la misma, el empleo, o el esfuerzo medido en días de pesca.  Con todos los datos obtenidos se realizará un estudio pormenorizado de las medidas de gestión en vigor y se propondrán las mejoras necesarias..

La reunión Sectorial de Pesca también ha abordado los planes de ajuste del esfuerzo pesquero, destinados a impulsar el equilibrio entre los recursos y la capacidad de pesca mediante las reducciones de esfuerzo justificadas en el contexto de la pesca sostenible.

Se ha constatado la necesidad de realizar un seguimiento de los 19 planes de ajuste existentes por modalidades de flotas y caladeros, y se ha decidido incorporar este análisis a las labores del grupo de trabajo de ordenación del caladero.

También se ha analizado la  evolución del Fondo Europeo de Pesca, cuya ejecución a 31 de diciembre de 2011 se ha considerado razonable, y se ha observado la necesidad de tener certificado antes del 31 de diciembre del presente año, el 100 % de las anualidades 2007-2010 del Fondo Europeo de Pesca, lo que significa 538,11 millones de euros para las Regiones de Convergencia y 1034,229  millones de euros para las Regiones de No Convergencia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de