El 94 por ciento de los españoles está dispuesto a comprar productos elaborados de una forma respetuosa con el medio ambiente en los próximos 12 meses, pero sólo un 38 por ciento pagaría más por ellos, según un estudio sobre la actitud de los consumidores ante el cambio climático elaborado por Havas Media en 9 países.

El 88 por ciento de los españoles está preocupado por el efecto del cambio climático, y el 75 por ciento considera que España debería adaptarse para hacer frente a este fenómeno, pero más de la mitad (un 56 por ciento) optaría por un producto ecológico frente a otro que no lo sea sólo en el caso de que el precio y la calidad fueran los mismos.

En este sentido, el grupo más grande de los encuestados (un 29 por ciento), se consideran altruistas pasivos, es decir, están dispuestos a hacer "pequeños sacrificios" para combatir el cambio climático, pero no tienen intención de hacer cambios sustanciales en sus vidas.

En cuanto al resto de los encuestados, un 20 por ciento no tienen ninguna intención de actuar, un 24 por ciento muestra cierto comportamiento ecológico, pero sólo lo hacen para "parecer ecológicos", y el 27 por ciento restante, sí que están dispuestos a realizar cambios significativos en su vida para ayudar.

Para los españoles, el cambio climático afecta a su forma de vida (72 por ciento), pero no se sienten capaces de contribuir individualmente a solucionar el problema (52 por ciento) y tienen la esperanza de que el Gobierno y las grandes empresas lo hagan. Así, un 90 por ciento opina que el Gobierno no está haciendo un "notable esfuerzo" por combatir el cambio climático.

En general, los miembros de las ONG ecologistas (90 por ciento), las personas con mayor nivel educativo (85 por ciento) y mayor poder adquisitivo (86 por ciento) son los consumidores que preferirían comprar productos de empresas que no perjudican el medio ambiente.

Diferencia en los países

Por países, los consumidores de países en vías de desarrollo como México, Brasil, India o China son los más concienciados y los que "más dispuestos están a cambiar su estilo de vida, frente a los occidentales, seguramente porque los efectos del cambio climático les afectan más directamente", según afirmó el Consejero Delegado del Grupo Havas, Fernando Rodés.

Según esta compañía, "las empresas que se comprometan activamente en la lucha contra el cambio climático se beneficiarán", ya que 3 de cada 4 entrevistados prefieren comprar productos en empresas que estén intentando activamente reducir su impacto sobre el calentamiento global.

Asimismo, Rodés señaló que, pese que hay algunos sectores, que por el negocio al que se dedican se perciben como "menos verdes", no "existen sectores buenos o malos, sino marcas buenas y malas" y la prueba es que existen empresas energéticas o petroleras que son percibidas como "verdes".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de