El acuerdo presentado por el Gobierno de Irlanda anuncia que “declarará a la República de Irlanda Zona Libre de Transgénicos”. De esta manera se une a Francia, Austria, Grecia, Luxemburgo, Hungría, Italia, Polonia y Alemania que ya mantienen algún tipo de prohibición sobre el cultivo de organismos modificados genéticamente.

Etiquetado ecológico

En la sesión del sábado, también se aprobó que “para optimizar las ventajas competitivas de Irlanda como país libre de cultivos modificados genéticamente se creará un etiquetado voluntario libre de transgénicos para productos relevantes”. Según las organizaciones ecologistas, esto implica que “la situación en España puede suponer una grave desventaja competitiva para nuestros productos en el mercado europeo”.

Apoyo ecologista

Amigos de la Tierra y Greenpeace celebran esta decisión y “exigen” al Gobierno que siga su ejemplo. “Cuando otros países europeos apuestan por modelos de agricultura más respetuosos con el medio ambiente, el español promueve la agricultura industrial con graves daños para el medio ambiente” afirmó David Sánchez, responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra.

Mientras que para Juan Felipe Carrasco, responsable de la campaña contra los transgénicos de Greenpeace,  “el Gobierno no puede seguir ignorando la oposición social y el contexto europeo. Por una gran cantidad de motivos tiene que prohibir, de una vez, el cultivo de transgénicos en España”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de