Para el estudio se realizaron 4.860 controles de paternidad mediante marcadores microsatélites. Estos diez marcadores comunes a los análisis españoles y franceses han servido para establecer la variabilidad genética intra y entre poblaciones.

Así como detectar los “animales originales” y asignar animales a las razas y poblaciones correspondientes, para mantener una variabilidad que asegure la supervivencia genética de la piara.

Con la ayuda de los diez marcadores comunes entre los países vecinos ha servido para diferenciar correctamente las cuatro razas, con un porcentaje de filiación del 95%. Debido sin duda al amplio polimorfismo de los microsatélites usados, y a la proximidad entre las poblaciones de una misma raza. Además claro esta de una correcta diferenciación entre las razas estudiadas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de