Por F.T

redaccion@ambientum.com

El recientemente creado Club Ibérico de Profesionales de la Patata (CIPP) ha explicado durante las Jornadas Técnicas de la Patata, celebradas durante el 17 de junio en Valladolid los principales datos económicos y de mercado del sector.

Cada vez comemos menos patata (un 20% menos que al principio de la década). Los envasadores creen que se debe a que seguimos relacionando su ingesta con la obesidad. El club formado por 15 empresas dedicadas al envasado y comercialización de la patata en España pretende “revalorizar” un producto tan común en los hogares, como la leche, los huevos y el aceite. Y que a día de hoy muchos consumidores consideran anticuado como alimento.

Los consumidores son perezosos

Según el estudio realizado para el club ibérico las preferencias de los consumidores a la hora de elegir un producto respecto a otro han variado. Entre lo más destacable, el informe menciona que un 77% de los consumidores prefiere la patata lavada y envasada, frente al 23% que optan por la compra en grandes cantidades.

79 KCal. en cien gramos

Además, el informe revela que un 30% de los consumidores asocia este producto agrícola con la tendencia a coger peso, debido seguramente a que la "relacionan con comerlas fritas o en guisos", a veces demasiado elaborados y calóricos. "La  patata por sí sola contiene 79 kilocalorías (KCal) por cada cien gramos ingeridos", lo que no es demasiado si pensamos que un muslo de pollo tiene 125 KCal. en la misma cantidad ingerida.

El consumo de patata ha disminuido un 2% cada año durante los último diez años, lo que supone un receso del 20%. Al mismo tiempo, las exportaciones han caido un 63% y la producción española se recorta a la mitad.  Por el contrario, la industria transformadora se mantiene al alza, lo que puede llegar a traducirse en perdidas económicas y puestos de trabajo debido a la disminución del mercado existente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de