Así lo ha afirmado el director general de Medio Ambiente, Federico Ramos, que ha visitado una de las bodegas que forman parte de la Denominación de Origen Vinos de Madrid. Estas grandes expectativas vienen a dinamizar aún más un sector que da empleo a 2.500 viticultores en 58 municipios de la región y con una reconocida Denominación de Origen, integrada por 45 bodegas que consolidan año tras año sus ventas y su prestigio.

La Comunidad de Madrid firmó en julio un acuerdo con el sector vitivinícola, en el que ha invertido más de 3 millones en los tres últimos años. Además de recordar los beneficios para la salud que tiene su consumo responsable, Ramos matiza que el sector del vino en la región "ayuda a mantener la economía rural en distintas zonas como los entornos de Arganda del Rey, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias. Es una economía que genera empleos sostenibles y que permite la conservación del medio ambiente y la belleza del paisaje".

Más de 3 millones de botellas en el mercado

En cifras, la Denominación de Origen Vinos de Madrid supone una extensión de cultivo de 7.700 hectáreas y un volumen de 3,7 millones de botellas puestas en el mercado. Estos vinos han logrado posicionarse en un sector muy competitivo sobre la base de la calidad y la diversificación de la oferta. Así, de las 63 denominaciones de origen existentes en España, la madrileña ocupa el octavo lugar en relevancia por su comercialización.

Además, las bodegas madrileñas exportan el 26% de su producción a países como Alemania, Bélgica, Estados Unidos, China y Japón. Los vinos se caracterizan por ser unos caldos jóvenes, afrutados y agradables al paladar. El Gobierno regional ha destinado además diferentes ayudas en los últimos años a las bodegas madrileñas y ha volcado sus esfuerzos en mejorar la calidad, gestión, control y promoción de los Vinos de Madrid, una Denominación de Origen creada en 1990 e integrada por 45 bodegas.

La bodega Bernabeleva, con 30 hectáreas destinadas a viñedo, lleva décadas creando un caldo basado en la variedad Garnacha, aunque destaca igualmente la presencia de la blanca Albillo y la de Moscatel de grano menudo. La uva Tempranillo, variedad clave en la mayoría de vinos españoles, también está presente en muchas de las creaciones de esta bodega de San Martín de Valdeiglesias. En todo el proceso de elaboración se siguen etapas respetuosas con el medio ambiente, logrando así una viticultura sostenible.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de