Según el ministro, esta posición la apoyan otros Estados miembros y está en línea con lo que la Comisión Europea preconiza para otras áreas y pesquerías. “En caso contrario, perderíamos nuestra credibilidad con los gestores y con el sector pesquero”, ha recalcado.

Miguel Arias Cañete, acompañado del secretario general de Pesca, Carlos Domínguez, clausuró en L’Ametlla de Mar (Tarragona) la VI Jornada Científica de Evaluación del Atún Rojo. Al acto asistieron, entre otras personalidades, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat de Cataluña, Josep María Pelegrí; el alcalde de L’Ametlla de Mar, Andreu Martín; y el presidente del Grupo Balfegó, Pere Vicent Balfegó.

Durante la clausura, Arias Cañete ha apuntado que España es el principal país en la pesquería del atún rojo, con casi el 20% de la cuota total del stock. Además, en el año 2012 el valor de las exportaciones españolas de esta especie fue de 37 millones de euros, mientras que en el primer semestre de este año ya ha alcanzado los 33,5 millones de euros. En este contexto, Arias Cañete ha destacado la importancia del Grupo Balfegó, “único capaz de ofrecer, durante todo el año, atún rojo fresco de la máxima calidad en cualquier punto del mundo”.

Estrategia del Ministerio

Para mejorar las estructuras pesqueras españolas, el ministro ha explicado que su Departamento, desde el principio de esta Legislatura, ha puesto en marcha una estrategia basada en tres pilares: conocimiento científico, gestión óptima a largo plazo y respeto de las normas que regulan la actividad. Según ha apuntado, esta estrategia se ha aplicado al atún rojo “con resultados hasta ahora exitosos, que contrastan con la trayectoria negativa de las dos legislaturas anteriores”.

Arias Cañete ha señalado que la estrategia debe apoyarse en un conocimiento científico sólido y profundo de las pesquerías. A este respecto, el ministro ha indicado cómo esta Jornada Científica “constituye un claro exponente de su apuesta de futuro para la actividad económica sostenible ligada al atún rojo”. También ha destacado “el firme compromiso del Ministerio con la investigación pesquera, que en 2014 contará con una dotación de 9,1 millones de euros, lo que supone cerca del 20% del presupuesto total de la Secretaría General de Pesca, con un incremento de más del 30% respecto del año anterior”.

Asimismo, el ministro opina que debe reforzarse, en el seno del Comité Científico de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), el papel de los especialistas en cada pesquería, “y que la Unión Europea debe abandonar el mecanismo de portavoz único para permitir mayor libertad de aportación a quien más sabe en cada caso”, ha completado Arias Cañete, quien ha subrayado que “defenderemos hasta sus últimas consecuencias la independencia de nuestros científicos, frente a cualquier intento de sustituir el asesoramiento objetivo por prejuicios que poco tienen que ver con la ciencia”.

Por otra parte, Arias Cañete ha abogado por una explotación de los recursos pesqueros que permita obtener el máximo rendimiento sostenible, a largo plazo, sin más limitaciones que las biológicas. En este sentido, el ministro ha recordado que ya el año pasado, la evaluación reveló una mejora en el estado biológico del stock del atún rojo, y que España consiguió que ICCAT aprobara un aumento del TAC para 2013 de 600 toneladas, por primera vez, desde que se aprobó el plan de recuperación. Este año, ha añadido, se confirma que la recuperación de esta especie es una realidad.

Como tercer fundamento que avala la mejora de la pesquería de atún rojo en España, Arias Cañete ha señalado el estricto cumplimiento de las vigentes medidas de gestión y control, derivadas de lo aprobado por ICCAT en el Plan de Recuperación del Atún Rojo.  Sobre este aspecto, “en estos dos años España ha conseguido ocupar un papel de liderazgo a la hora de diseñar los métodos de control, con los que podemos conocer, con mayor exactitud, la biomasa capturada y enjaulada, así como liberar, en su caso, el atún sobrante”, ha afirmado.

Arias Cañete ha asegurado que, desde esta nueva posición española, “exigiremos a la Comisión que aplique las exigencias de ICCAT con el mismo rigor y de manera homogénea a todos los Estados miembros”. En palabras del ministro, “el éxito de esta pesquería es una tarea de todos”.

Pesca de Atún rojo

Por otro lado, Arias Cañete ha expuesto los esfuerzos del Ministerio para promover la extensión de los beneficios de la pesca de atún rojo por todo el litoral español, a unos y otros artes de pesca. Por eso, “este Gobierno apoya y elogia la pesca a gran escala del atún rojo, realizada de modo responsable por la flota de cerco o por las almadrabas”.

Sin embargo, el ministro no está de acuerdo con la forma en que el gobierno anterior restringió, de manera más intensa, las posibilidades de pesca a las flotas artesanales. Arias Cañete ha recordado que el anterior ejecutivo llegó incluso a prohibir la captura de atún rojo a las flotas tradicionales del Mediterráneo y redujo gravemente, además, la de otros sectores, como los cañeros canarios o la verdadera pesca recreativa.

Para paliar esta situación, se consideró conveniente utilizar el escaso, pero significativo, aumento de cuota obtenido en 2012 (93 TM). Ahora, en la medida en que lo permita la Orden Ministerial aprobada en 2013, “intentaremos que la flota mediterránea recupere parte de esas posibilidades de pesca perdidas, sin comprometer la recuperación del stock ni los legítimos derechos de las flotas, como la de cerco de L’Ametlla de Mar, ejemplo de pesca responsable”, ha asegurado el ministro, quien ha añadido que se seguirá avanzando en la regulación de la pesca d atún rojo por la flota recreativa, “para que genere empleo y riqueza, sin producir agravios comparativos con los pescadores profesionales”, ha concluido.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de