Ambientum.com - Enciclopedia Medioambiental - Suelos y Residuos - Recogida selectiva de residuos

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Suelos y residuos

recogida selectiva de residuos

Desde un punto de vista teórico, es posible separar todos los componentes de los residuos sólidos urbanos. Los factores que hacen recomendable o no su retirada del flujo de los residuos domiciliarios son su cantidad, características físicas y calidad de pureza.

Las principales fracciones susceptibles de recogerse son el vidrio, el papel y cartón, los materiales plásticos, los metales y los residuos orgánicos.

  • El vidrio. Se usa habitualmente como embalaje en botellas de bebidas y envases de alimentos, es un elemento idóneo para ser reutilizado, ya que una de sus cualidades esenciales es que no pierde ninguna propiedad con el uso.
    La ventaja de recuperar el vidrio es el importante ahorro energético para producir la materia prima base, que se estima en un 35% y origina un importante ahorro en los costos de producción. Casi todo el vidrio recuperado se utiliza para la producción de nuevos envases y botellas, y los fabricantes los usan triturado como sustituto parcial de la materia prima, ya que ahorra energía y alarga la vida del horno. La desventaja del vidrio usado son los contaminantes que puede arrastrar, que alteran la calidad y el color del producto final.
  • El papel y el cartón. Provienen de residuos típicamente urbanos, como revistas y periódicos, envases de productos alimenticios de uso habitual en los hogares y los comercios: cajas de cartón, coberturas de papel, etc., y el papel rechazado en oficinas comerciales, bancos y en los propios hogares. La materia prima básica del papel es la fibra de celulosa que procede de la madera.

    La reutilización de papel usado como materia prima aporta una serie de ventajas medioam- bientales importantes, como son:
    • Ahorro de recursos forestales.
    • Ahorro en torno al 70% de la energía precisa en el proceso.
    • Importante reducción de contaminación atmosférica y de emisión de contaminantes de todo tipo.
    • Ahorro de más del 85% de agua en el proceso.

Los dos métodos más utilizados para segregar el papel de los residuos urbanos son la recogida en origen o el triaje en la cinta de una planta de ciclado. Con el primer método la recuperación está asegurada, pero en el segundo hay grandes dificultades para valorizarlo convenientemente, ya que al mezclarse con residuos orgánicos, la contaminación y, sobre todo, el olor del que se impregna, hace que sea rechazado en muchos casos e infravalorado económicamente en todos

  • Materiales plásticos. Como residuos de envasado de productos alimenticios, productos de limpieza y de bebidas, son otros elementos con una presencia importante en los residuos sólidos urbanos.
    El PVC se usa básicamente como envase para agua, ya que tiene unas características excelentes para este fin, sin embargo, se le atribuye como negativo el cloro que se utiliza en su fabricación. En caso de ser incinerado desprende compuestos compuesto clorados, dioxinas y furados, pero en cantidades limitadas y en línea con otros productos. El PVC reciclado es de fácil reutilización en la fabricación de tuberías, piezas extruidas e inyectadas, menaje, etc.
    El gran problema de los plásticos consiste en que el nombre genérico engloba una enorme diversidad de familias de polímeros y copolímeros que no tienen características similares y que, por tanto, no pueden recuperarse conjuntamente. Si a esto se le une la baja densidad de estos materiales y la necesidad de utilizarlos exentos de suciedad, se observa que las operaciones de recuperación son muy claras, lo que no favorece el establecimiento de programas de recogida selectiva.
  • Metales. Los metales también presentan características que no favorecen su recogida selectiva ya que, salvo escasos productos, hay una gran diversidad de tipos y de procedimientos metalúrgicos que no benefician su segregación, aunque un buen porcentaje proviene de envases de hojalata para alimentos y latas para bebidas. Los metales férreos, chatarra de hierro y acero, son fácilmente recuperables por separación magnética, ello, unido a la poca cantidad de estos residuos y a la diversidad de objetos, ha propiciado su recogida en este tipo de planta.
  • Residuos orgánicos. En España no existe todavía la recogida selectiva de materia orgánica. Su segregación en los hogares aportará grandes ventajas al evitar la contaminación orgánica en el papel y asegurar que en sus componentes no se mezclen pilas usadas, metales y productos que hagan problemático su aprovechamiento. Los residuos orgánicos urbanos proceden de:
    • Alimentación en el hogar.
    • Bares y restaurantes.
    • Jardinería.
    • Industria y comercio especializados en productos alimenticios.

La transformación biológica de los residuos orgánicos en fertilizantes agrícolas es la vía lógica de recuperación, donde existen unas 60 plantas de compostaje, es un sistema bastante utilizado. Actualmente, la operación se realiza sobre el total de los residuos, pero efectuarla sólo sobre la fracción orgánica recogida selectivamente aportará unas importantes ventajas en la calidad de los productos resultantes y en los costos de recuperación. También pueden utilizarse para la generación de biogás, siendo una aplicación más adecuada para residuos agrícolas que domésticos.

Volver a sección Suelos y residuos

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies