Este plan sectorial de inspección se llevará a cabo en las infraestructuras que cuentan con Autorizaciones Ambiental Integradas (AAI), Autorizaciones Ambientales Unificadas (AAU), Entidades Colaboradoras de la Consejería, así como en aquellas instalaciones que desarrollan actividades de control y vigilancia (contaminantes orgánicos persistentes, depuración de aguas residuales o en centros de descontaminación de vehículos al final de su vida útil, entre otros).

Autorización Ambiental Integrada

Así, mediante este plan se realizarán 178 inspecciones a instalaciones con AAI concedida. La Autorización Ambiental Integrada es un permiso que otorgan las comunidades autónomas a las empresas afectadas por la directiva europea de prevención y control integrado de la contaminación, una vez efectuadas la evaluación de sus instalaciones y de las emisiones que realizan a la atmósfera, al suelo o al agua.

Por provincias, la mayor parte de las instalaciones con AAI que se van a inspeccionar se localizan en la provincia de Sevilla, con 65; seguida de Málaga (21), Almería (19), Huelva (18), Granada (16), Jaén (16), Córdoba (15) y Cádiz (8).

Estas intervenciones se aplicarán también en 55 instalaciones con Autorizaciones Ambientales Unificadas (AAU), concretamente en 15 de la provincia de Córdoba, 10 de Jaén, 7 de Málaga, 6 de Granada, 6 de Huelva, 5 de Almería, 4 de Sevilla y 2 de Cádiz.

Prevenir impactos ambientales negativos

Mediante estos planes se inspeccionarán también a 60 entidades colaboradoras de la Consejería de Medio Ambiente y a 192 instalaciones en las que se desarrollan actividades susceptibles de control y vigilancia, como las que emiten compuestos orgánicos volátiles (31), emisiones estacionarias (19), estaciones depuradoras de aguas residuales (27), gestores de residuos peligrosos (45), o empresas acreditadas con el Certificado de Idoneidad Medioambiental (12).

Se ha previsto también la realización de otras 58 inspecciones en instalaciones dedicadas al tratamiento y gestión de residuos en Andalucía (plantas de reciclaje y compostaje, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, subproductos animales no destinados al consumo humano).

Esta iniciativa se desarrolla en el marco de la Orden de 10 de noviembre de 1999 de la Consejería de Medio Ambiente, en la que se establecen los Planes de Inspecciones en materia medioambiental como fórmula idónea para prevenir los posibles impactos ambientales negativos y garantizar el cumplimiento de los condicionados ambientales aplicables a las diferentes actuaciones con incidencia en el medio natural.

 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de