Averiguan que el propietario de los animales se dedicaba a la cría de perros de raza piccolo, galgos rusos y dogos alemanes, y que publicitaba la venta de los cachorros en páginas de internet como Milanuncios. Solicitamos la inspección del Seprona y el expediente ha concluido con una sanción de 4.900 euros.

Solicitarón la intervención del Seprona para que comprobara las condiciones de mantenimiento de los animales y otras posibles infracciones de la Ley de Protección Animal. La actuación de los agentes confirmó que en el momento de la inspección  el denunciado tenía 23 perros de raza, algunos de ellos cachorros, que no todos estaban identificados con microchip ni censados, y que no disponía de los permisos necesarios para dedicarse a la cría y venta de animales al no estar inscrito en el Registro de núcleos zoológicos.

La denuncia fue enviada a Serveis Territorials de Girona de la Generalitat de Catalunya que han resuelto imponer una sanción de 4.900 euros al propietario por no estar inscrito en el Registro de núcleos zoológicos como criador y por no tener identificados y censados los animales.

 Desde FAADA considerán que “es un paso importante que se empiecen a imponer sanciones elevadas a los criadores ilegales.  Con centros de acogida y refugios saturados permanentemente -por el elevado número de abandonos que cada año se registra tanto en Catalunya como el resto del estado- creemos que hay que tomar medidas urgentes para poner freno a esta situación”.

Desde FAADA potenciánlas campañas de concienciación de tenencia responsable, impulsamos el control de la natalidad mediante la esterilización –con campañas como SócResponsable, cuya edición 2015 empezará el 3 de marzo- fomentamos la identificación de los animales de compañía, y pedimos sanciones ejemplares para los criadores ilegales y los particulares que abandonan a su animal de compañía.

 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de