El Gobierno de Navarra invertirá alrededor de 100.000 euros para que 900 hectáreas de choperas con objetivo productor obtengan el sello de gestión sostenible. El proceso, que se pretende culminar antes del final de 2009, pasa por ordenar la superficie forestal de estos cultivos para que consigan el certificado de calidad.

Así lo anunció la consejera navarra de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Begoña Sanzberro, en la clausura de las I Conferencias Internacionales "El chopo en el valle del Ebro" que presidió junto a Aranzazu Vallejo Fernández, consejera de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno de La Rioja. Estas Jornadas se desarrollaron en la Casa de Cultura de Valtierra.

En Navarra existen unas 7.000 hectáreas forestales ocupadas por chopos. La mayor parte están en las riberas de los ríos o en sotos naturales. De ellas, aproximadamente 1.500 hectáreas, son choperas con objetivo productor de las que se obtienen unos 30.000 metros cúbicos de madera anualmente.

Se trata, por tanto, del segundo recurso maderero más importante de Navarra después del haya y supone unos ingresos de alrededor de 1 millón de euros para ciertas localidades de la Zona Media y Ribera de Navarra como Valtierra, Villafranca, Funes, Milagro o Mendavia.

Este subsector forestal se enfrenta en Navarra al problema de la escasa superficie certificada. Por eso, está previsto que en 2009 se haya completado ya la certificación de 900 hectáreas, que suponen el 60 por ciento de la superficie cultivada. De esta manera se conseguirá una planificación correcta de este recurso a la vez que se mejora la conservación de los montes.

De hecho, según informó el Gobierno, el principal problema al que se enfrentan las choperas con objetivo productor es la escasa superficie certificada. No sólo porque así se garantiza el aprovechamiento respetuoso y apropiado de los recursos naturales, sino porque la madera con el sello de gestión sostenible tiene mucha mejor acogida en el mercado.

Por otro lado, el Gobierno de Navarra también trabaja en resolver el conflicto derivado del cultivo en las riberas de los ríos estableciendo los límites de dominio público hidráulico. Igualmente, el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente apoya al sector del chopo con campañas de subvenciones a trabajos forestales, incluyendo trabajos silvícolas en choperas, o la redacción de planes técnicos de gestión de propietarios particulares, así como actuaciones de asesoramiento en materia de venta de madera. También se trabaja con las asociaciones FORESNA y ADEMAN con el objetivo de mejorar el sector de la populicutura.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de