La Consejería de Justicia y Seguridad Ciudadana participa en el desarrollo de un proyecto pionero para la detección, análisis y diagnóstico de las sustancias contaminantes presentes en la atmósfera, suelo, subsuelo y aguas superficiales y subterráneas, para estudiar su impacto medioambiental y mejorar la gestión y atención de situaciones de emergencia originadas en espacios naturales de la Región de Murcia.

El consejero de Justicia y Seguridad Ciudadana, Manuel Campos, destacó que este sistema "supone un avance para afrontar de manera integral y más efectiva las emergencias en el entorno natural de la Comunidad, donde hay que seguir sumando esfuerzos para acabar con la degradación del medio ambiente".

Campos explicó que la tecnología de este dispositivo de control de sustancias contaminantes es "innovadora, porque extiende su implantación a entornos sin electricidad mediante sensores inalámbricos, mientras que hoy en día esta tecnología únicamente está resuelta donde hay cables eléctricos".

Este sistema, aseguró Campos, "situará a la Región a la vanguardia del conocimiento, investigación y desarrollo de herramientas que contribuyan a la vigilancia intensiva de la contaminación y, por tanto, a la protección del medio ambiente, al mismo tiempo que mejorará el bienestar y la calidad de vida de los murcianos".

El proyecto, denominado Monitorización Inalámbrica de Contaminantes (MIC), consiste en el uso de sensores inteligentes inalámbricos que toman muestras de diversos elementos contaminantes en el medio ambiente y miden periódicamente sus niveles de contaminación en cualquier lugar y orografía de la Región.

Los datos obtenidos del proceso de identificación y estudio de las sustancias se guardarán en una base de datos y se elaborarán informes gráficos de la evolución de los niveles de densidad de contaminantes de aire, aguas y suelos en zonas especialmente sensibles.

El dispositivo centrará la vigilancia en las emisiones anómalas de sustancias como el monóxido de carbono, dióxido de azufre, clorofluorcarbonos, disolventes, detergentes, derivados del petróleo, fertilizantes, o pesticidas, entre otros.

Una de las ventajas de este sistema, que será desarrollado por la Consejería, la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y la empresa Edosoft Factory, es que la recolección de datos no requiere la presencia de un experto, dado que los sensores recopilan las muestras de forma automática, desasistida y centralizada y las enviará vía radio, en tiempo real, a un centro remoto que dispondrá de un servidor de Internet para su gestión.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de