Por J. San Román MasinoEl Ayuntamiento de Girona en su próximo pleno, aprobará una nueva ordenanza de tenencia de animales en la que se prevé la posibilidad de multar con hasta 400 euros a los dueños de perros que no los saquen a pasear al menos durante 20 minutos diarios.

Con esta nueva orden  pretenden también poder actuar de alguna manera frente a los casos de conflictos entre vecinos causados por animales, teniendo en cuenta que sólo el año pasado hubo más de 300 casos en los que los perros ladraban día y noche porque no se les sacaba nunca a la calle, o no se les había suministrado comida y agua en días.

La ordenanza regula otros aspectos como la prohibición de tener atados los perros más de seis horas o en espacios muy reducidos: en estos casos la normativa estipula que los propietarios deben de garantizar que el perro pueda hacer al menos 20 minutos de ejercicio al día.

Para aquellos que dejen que sus perros orinen en fachadas o defequen en la vía pública y no lo recogen, así como aquellos perros potencialmente peligrosos que no lleven la licencia municipal y paseen con menores de 18 años, la normativa prevé una multa de 400 euros.

Tampoco está permitido pasear animales por la vía pública sin correa o alimentar animales salvaje urbanos, como gatos, costará 150 euros.
Hasta 500 euros deberán pagar aquellos que bañen los animales en la vía pública, ya sean fuentes, ríos, etc y 600 euros los que lleven perros peligrosos desatados o sin bozal.

Por tener un perro potencialmente peligroso sin la licencia administrativa que otorga la Generalitat, se prevé la multa más cara que consta de 2000 euros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de