Proyecto de gas

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha asegurado en el Parlamento andaluz que la Junta de Andalucía ha actuado en consecuencia respecto al proyecto gasístico en Doñana “no otorgando” la autorización ambiental unificada al proyecto "Marismas Oriental", por su afección negativa a este espacio natural. Cabe destacar que la instalación de Gas Natural en las proximidades del Espacio Natural de Doñana consta de cuatro proyectos: "Saladillo", "Marismas Occidental", "Marisma Oriental" y "Aznalcázar". Todos ellos con Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable realizada por el Estado.

El consejero ha explicado que la posición de la Junta fue la de evaluar de modo conjunto estos cuatro proyectos para tener en cuenta los impactos acumulativos que podían causar en Doñana y su entorno, una exigencia que fue transmitida al Gobierno central y que no se ha considerado. Para Fiscal, la fragmentación de este proyecto por parte del Estado mediante “ingeniería administrativa” desvirtúa lo que sería una correcta valoración global de la incidencia ambiental sobre un espacio tan sensible como el parque nacional.

En este sentido, el titular de Medio Ambiente ha recordado que en 2014, cuando se produjo la paralización de los expedientes debido a la reclamación de la Junta de Andalucía al Gobierno central de revisión de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para que tuviera en cuenta los impactos acumulativos de todos los proyectos, Gas Natural presentó una reclamación de más de 300 millones de euros al Gobierno autonómico por responsabilidad patrimonial por la paralización de dichos proyectos.

En Andalucía todos estos cuatro proyectos están sometidos a autorización ambiental unificada. Así mientras que el de "Marisma Oriental" fue desfavorable, los de "Aznalcázar" y "Marismas Occidental" si contaron con autorizaciones expresas favorables. En el caso de Saladillo, tiene la AAU convalidada ya que es anterior a la Ley Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA).

En esta línea el consejero ha dejado claro que la consejería protege Doñana a través de las técnicas de prevención y control ambiental, por eso denegó la AAU al proyecto que más podía perjudicar a este espacio natural. No en vano, ha asegurado que la Junta permanecerá vigilante por si se encuentra alguna disconformidad con lo requerido en las pertinentes autorizaciones ambientales.  



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de