El día del Niño se celebra desde el año 1982 en el Distrito de Tetuán. Desde la glorieta de Cuatro Caminos hasta la plaza de Castilla, casi tres kilómetros de la calle Bravo Murillo se cortan al tráfico, y se sustituyen los coches por actividades especialmente dedicadas a los niños.

Este año la Comunidad de Madrid y FIDA han participado instalando la “Calle del Medio Ambiente” donde los niños pudieron disfrutar de 4 actividades.

En el taller “Vuela por la Comunidad de Madrid” se daba a conocer a los más pequeños y a sus padres la riqueza paisajística de la Comunidad de Madrid mediante un taller de video con un estudio Chroma en el que se grababa en video a los niños tumbados sobre una mesa simulando que volaban. Acto seguido se editaba un video usando efectos especiales en los que se sobrepone la imagen del niño con imágenes de archivo de espacios naturales emblemáticos de la Comunidad de Madrid.

El resultado final era la grabación de un DVD en el que el niño aparecía volando dentro del paisaje elegido. Más de 200 niños pudieron sentirse durante unos minutos como pájaros y observar desde el cielo montañas, ríos y árboles.

El taller de cetrería acercó a asistentes a este arte. Se instaló una carpa en la que se expusieron varios ejemplares de aves rapaces criadas en cautividad.

Durante las 8 horas que duró la jornada tuvieron lugar talleres explicativos periódicos sobre el papel que desempeña este arte en la conservación de las rapaces, sus aspectos culturales e históricos, las técnicas de reintroducción como el hacking, cross o el fostering, los materiales necesarios para su desarrollo como pihuelas, caperuzas, lonjas, señuelos así como la morfología de estos animales y las aplicaciones modernas de la cetrería.

Los niños pudieron así mismo sacarse fotos junto a los halcones y los distintos materiales expuestos.

Los payasos del reciclaje explicaron con 3 divertidos juegos como se recicla.

Con “el pañuelo, ¡a reciclar¡” basado en el tradicional juego del pañuelo, se hacían dos equipos y a cada niño se le asignaba un color de contenedor. Se le entregaba la tarjeta del color correspondiente. En el medio, el payaso sujetaba un pañuelo y nombrará un residuo, El niño corría a por el pañuelo que tenía que colocar en el contenedor correspondiente. El equipo que conseguía primero 5 veces el pañuelo era el ganador.

En “En busca del contenedor” se les entregaba a los concursantes tarjetas de los colores de los contenedores de separación. A continuación, el monitor nombraba los diferentes residuos y los niños tenían que levantar la tarjeta del contenedor correspondiente. Ganaba el equipo más rápido con mayor número de aciertos.

En “Cada residuo en su sitio” se disponía de cajas de colores representando los contenedores de separación selectiva. A cada grupo concursante se les entregaban varios residuos ó tarjetas con los residuos que deberán depositar en la contenedor correspondiente. Ganaba el equipo que cometía menos errores.

Coincidiendo con el día del niño se celebra la semana de Europa por lo que la calle del Medio Ambiente contó durante todo el día con el Autobús Eureco, proyecto organizado por la Comunidad de Madrid, Fundación Arpegio y FIDA.

Este autobús cuenta en su interior con una exposición con paneles y audiovisuales en los que se explican los proyectos medioambientales desarrollados por la Comunidad de Madrid relacionados con la Comunidad Europea.

Rodeando al autobús se instalan más paneles en los que se explica la Red Natura 2000, la estrategia de residuos, los lugares de importancia comunitaria (LIC) de la Comunidad de Madrid y las certificaciones EMAS.

Unos animadores realizaron varias actividades para explicar a los niños estos proyectos de una forma lúdica.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de