Museo nacional de Ciencias Naturales

Coincidiendo con el bicentenario de su nacimiento, el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) y la Casa de las Ciencias de Logroño han querido rendir homenaje a Mariano de la Paz Graells, como uno de los máximos representantes de las ciencias naturales en la España del siglo XIX.

Por este motivo se presenta la exposición Graells (1809-1898): la aplicación de la Ciencia, que se inauguró el pasado 10 de febrero en la Casa de las Ciencias de Logroño. Al acto asistieron el Director del Museo de Ciencias Naturales, D. Alfonso Navas y el Profesor D. Emiliano Aguirre, Comisario de la muestra. Previamente, ambos ofrecieron una rueda de prensa.

Mariano de la Paz Graells

Nacido en Tricio (La Rioja) en 1809, Graells se caracterizó por su inagotable sed de conocimiento y su implicación en temas sociales, poniendo su experiencia al servicio del desarrollo y el progreso.

Dejó un legado cultural de valor inestimable. Siendo Director del Museo de Ciencias Naturales, que entonces incluía también el Jardín Botánico y el Observatorio Astronómico, llevó a cabo un profundo y exitoso plan de renovación que supuso, entre otros logros un extraordinario incremento de sus colecciones, especialmente las dedicadas a la fauna ibérica debido en parte al establecimiento de un programa de intercambio con Institutos y centros de  Enseñanza de toda España. Bajo su dirección, el Museo organizó la Expedición de la Comisión Científica al Pacífico, colaboró en la Comisión del Mapa Geológico Nacional, amplió sus contactos y actividades fuera del país, y participó en la introducción de mejoras educativas, científicas y técnicas.

Graells fue miembro fundador de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid, tuvo un destacado papel en la erradicación de la plaga de la filoxera que arruinaba los viñedos de España y Europa, y estuvo al servicio público a través de Academias, Consejos y Comisiones ministeriales y como Senador del Reino en varias legislaturas.

El público puede acercarse a minerales y fósiles, moluscos, peces, aves, mamíferos y, por supuesto, ejemplares de insectos, a los que Graells dedicó especial atención a lo largo de su vida.  Junto a las numerosas especies descritas por él, se exponen también  aquellas que le dedicaron otros ilustres naturalistas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de