"Da la sensación de que la Junta de Andalucía quiere legalizar el hotel: para lograr la demolición solo tiene que retirarse inmediatamente de los pleitos donde defiende su legalidad a pesar de estar asentado en un Parque Natural", ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña de costas de Greenpeace.

"No tiene ninguna lógica que ayer el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Diaz Trillo, declarase que el hotel es "inviable e insostenible" pero a su vez la Junta siga defendiendo en el TSJA, junto al Ayuntamiento de Carboneras, que el terreno es urbanizable y que la zona de servidumbre de protección es de tan solo 50 metros", ha añadido Marcos.

Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente coincidió ayer en la necesidad de demoler el hotel aunque sigue sin dar un paso en ese sentido y se escuda en que "es necesario dejar que la justicia siga su curso". Por este motivo Greenpeace demanda a las administraciones implicadas en el pleito que declara ilegal la licencia de obras del hotel que pidan su ejecución inmediata y se pongan a trabajar de forma conjunta para demoler el hotel ilegal de El Algarrobico.

Los activistas de Greenpeace, que ayer instalaron una oficina 100% sostenible en el interior del hotel para pedir su demolición, continúan llevando a cabo diversas actividades como la decoración del hotel, para lo que cuentan con la colaboración del artista 3TTMan, que está elaborando un gran mural en una de las paredes del edificio.

Mañana tendrá lugar una concentración a las 20:00h al pie del hotel en la que participarán diferentes colectivos ecologistas y sociales. Mientras tanto, se siguen recogiendo firmas por toda España, ya son más de 15.000, para pedir que el terreno donde se ubica el hotel vuelva a pertenecer a todos los ciudadanos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de