Acondicionar la ciudad y ser respetuoso con el medio ambiente es ahora posible de la mano de Cervic Environment. La empresa con sede en Ibi se ha unido a Ferrinox para ofrecer nuevos productos ecológicos y ha comenzado a distribuir una novedosa línea de mobiliario urbano fabricado con material reciclado que garantiza los máximos niveles de durabilidad y resistencia. Esta gama para el equipamiento de exteriores incluye bancos, contenedores, jardineras y papeleras que se fabrican con los residuos que los ciudadanos depositan de forma selectiva en los contenedores.

La diferencia de esta serie con respecto a la oferta que existía hasta ahora en el mercado es que estas firmas han conseguido crear un diseño que, unido a la materia prima ecológica de primera calidad, supera las debilidades que hasta ahora presentaban este tipo de productos, sobre todo las referidas a su escasa resistencia. La ingeniería aplicada a los materiales ecológicos con los que se fabrica esta nueva línea de mobiliario urbano permite ofrecer propiedades como su alta solidez, su durabilidad y la facilidad de limpieza, además de que evitan alto impacto para el medio ambiente que supone la utilización de madera.

Hasta ahora, la fabricación de los productos con un 100 por ciento de material reciclado provocaba una reducción de la solidez (sobre todo en elementos de gran tamaño) y la aplicación de algunos sistemas a los materiales reciclados para ganar resistencia derivaba en un deterioro a largo plazo del mobiliario urbano (oxidación interior). Sin embargo, la línea que propone Cervic Environment ha sido concebida para garantizar la máxima consistencia al combinar el plástico ecológico con acero 100 por ciento reciclable.

Además de durabilidad, los bancos, contenedores, jardineras y papeleras que propone Cervic Environment ofrecen un elemento añadido: el cuidado diseño, que incluye diversas líneas estéticas para adaptarse a todo tipo de entornos rurales y urbanos. Asimismo, estos productos están pensados para ser cómodos tanto para los usuarios como para las empresas de recogida, ya que su ergonomía minimiza los tiempos de manipulado durante el vaciado.

Para el responsable de Cervic Environment, Gustavo Cerdá, "el mobiliario ecológico no es solo una cuestión estética o de moda, sino que tiene un beneficio directo sobre el medio ambiente. Los ciudadanos, al depositar los residuos de forma selectiva, nos permiten obtener materiales reciclados con los que se genera nuevo mobiliario urbano, evitando así tener que recurrir a otros materiales, como la madera, con un alto coste ecológico".

El beneficio medioambiental de este mobiliario urbano se refleja en el hecho de que para fabricar un kilo de material reciclado de alta calidad son necesarias 80 bolsas de basura. De este modo, la producción de un banco o un contenedor con esta materia prima implica la reutilización de 4.500 bolsas de plástico (55 kg de material reciclado).

La empresa ibense completa con esta nueva línea su gama de productos ecológicos, que abarcan propuestas prácticas que fomentan la protección medioambiental y la recogida selectiva a nivel doméstico, empresarial y en el ámbito de la ciudad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de