Adelantándose al objetivo fijado por la Unión Europea de reducir el consumo energético en un 20% para el año 2020 (Programa 20-20-20), Bodegas Campo Viejo vuelve a ser pionera en España al certificarse con esta norma que establece los requisitos necesarios para mejorar su desempeño energético y optimizar el uso y consumo de la energía, aumentando la eficiencia y minimizando su impacto ambiental.

A través de una red de contadores y un software, la bodega dispone de los datos de consumo asociados a los distintos procesos y áreas, lo que permite establecer objetivos concretos y planes de mejora para la reducción del consumo de energía.

Esta iniciativa se enmarca dentro del programa “Campo Viejo: Medio Ambiente y Sostenibilidad”, iniciado hace trece años con la inauguración de las nuevas instalaciones de la bodega, y que cubre todos los aspectos de la actividad: aplicación de técnicas inteligentes de irrigación y técnicas naturales para el control de plagas, análisis de los procesos para minimizar el consumo de energía y agua, eliminación de las emisiones directas de gases, ecodiseño de botellas y embalajes, etc.

Tras convertirse en 2011 en la primera bodega española en certificar por AENOR su Huella de Carbono conforme a la norma ISO14064 y en certificarse CarbonNeutral en 2012, con esta nueva y pionera iniciativa Bodegas Campo Viejo da un paso más en su compromiso con el Medio Ambiente y la Sostenibilidad, el cual constituye uno de los pilares fundamentales de su Política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de