Ecologistas en Acción y otras 30 organizaciones de toda Europa se han unido para dar a conocer el problema de estos productos químicos que son capaces de "alterar el equilibrio hormonal y la regulación del desarrollo embrionario", pudiendo provocar, según esta organización, cáncer, daños al sistema reproductor, obesidad, diabetes, trastornos neurológicos y otras "graves" enfermedades crónicas.

En este sentido, ha señalado que estos componentes están presentes en objetos tan cotidianos como alimentos, que pueden contener plaguicidas o BPA; juguetes, que incluyen ftalatos en su composición; productos de higiene con parabenos; cremas solares con benzofenonas, 4MBC o OMC; ropa a la que se añade alquilfenoles; o aparatos eléctricos y electrónicos que incorporan pirorretardantes bromados.

Así, la campaña internacional "llama a la movilización ciudadana" para lograr que la Comisión Europea y los gobiernos europeos "regulen o prohiban" el uso de estas sustancias. Esta iniciativa, ha señalado que coincide con los meses previos a que se tomen decisiones "importantes" sobre ese tema.

Por todo ello, la campaña, que se basa en informes científicos, como el publicado por la Organización Mundial de la Salud que, según la ONG, confirman el riesgo de estas sustancias, propone a los ciudadanos que suban fotografías de objetos cotidianos y se pregunten "¿Cómo me afecta?".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de