El Instituto Tecnológico de Óptica, Color e Imagen (AIDO) está desarrollando, con el apoyo del Instituto de la Mediana y Pequeña Industria Valenciana (Impiva), una tecnología que permite la producción de pintura en polvo sobre materiales sensibles al calor, aquellos que suelen deformarse cuando son expuestos a altas temperaturas, respetuosa con el medio ambiente, según informaron fuentes del Consell.

La iniciativa se enmarca dentro del programa de I+D del Plan de Competitividad de la Empresa Valenciana (PCEV), puesto en marcha por la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación, a través del Impiva.






Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de