Por F. Toribio

redaccion@ambientum.com

La empresa Enerman ha desarrollado, dentro del campo de la ingeniería de nuevas tecnologías energéticas, un nuevo sistema antirrobo para los huertos solares. Se trata de la inserción de un micro chip en cada panel fotovoltaico, que incrementa la seguridad antirrobo.

Este método "ofrece más posibilidades que los tradicionales sistemas" como barreras de infrarrojos o de microondas que brindaba "únicamente" la posibilidad de vigilancia integral de toda la instalación. La novedad del chip antirrobo es que es capaz de identificar, detectar y localizar cada módulo por separado.

Robos en los huertos solares

Los robos en parques solares no son extraños. Durante el mes de mayo, la Guardia Civil ha desarticulo una banda delictiva que se dedicaba a la sustracción de paneles solares en Murcia. Según datos facilitados por el cuerpo armado, el valor de los robos asciende a más de 200.000 euros, concretados en 215 paneles que habrían sido extraídos de zonas agrícolas.

Últimamente,  existe una preocupación respecto a los robos producidos en sistemas fotovoltaicos, que son blanco fácil y atractivo para los cacos: suelen estar instalados en lugares aislados y el precio que pueden llegar a alcanzar en el mercado es sustancioso, pues constituye entorno al 65% del coste total de la instalación.

Posicionamiento GPS

El nuevo sistema de chip espantapájaros redirecciona las cámaras de seguridad a la zona en la cual se ha detectado el “hurto”. Además, introduce elementos para rastrear mediante posicionamiento GPS. También ofrece otras oportunidades como es la capacidad de detectar fallos en la tensión continua de cada panel independientemente, mientras permite almacenar las incidencias de cada uno de ellos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de