El plan contempla programas sobre prevención y calidad ambiental, gestión del medio natural, espacios naturales, aguas, subvenciones y vías pecuarias

 La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha puesto en marcha el Plan de Inspección y Control Medioambiental para 2016, con el objetivo de supervisar y controlar las diferentes actividades que deban ser sometidas a algún tipo de autorización o informe por parte de la Administración ambiental. 

 La ejecución material de las mismas las realizarán especialmente los agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, mientras que las distintas Direcciones Generales de la Consejería definirán, en colaboración y coordinación con las Delegaciones Territoriales, las acciones que deban llevarse a cabo en cada una de ellas. 

Esta iniciativa, publicada  el pasado 24 de febrero en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), establece también la necesidad de definir protocolos de actuación y modelos de actas de inspección y control para todas aquellas actuaciones que lo requieran. 

 El Plan de Inspección y Control Medioambiental para 2016 contempla seis programas concretos que se desarrollarán en los ámbitos de la prevención y calidad ambiental, gestión del medio natural, espacios naturales y uso público, aguas, ayudas y subvenciones, y vías pecuarias, corredores y puertas verdes.

 De esta manera, en el apartado de ‘Prevención y Calidad Ambiental’ se pretende alcanzar, entre otros objetivos, un elevado nivel de protección del medio ambiente mediante una serie de inspecciones centradas en el control de la contaminación (compuestos orgánicos volátiles, emisiones hídricas y atmosféricas, residuos o ruido). También tiene como objeto velar por el cumplimiento del pronunciamiento de la Administración en actuaciones sometidas a instrumentos de prevención y control ambiental, así como controlar la legalidad de las actividades e instalaciones ubicadas en Zona de Servidumbre de Protección del Dominio Público Marítimo Terrestre.

 Así mismo, el programa de ‘Gestión del Medio Natural’ se centrará en la conservación y seguimiento de las especies de caza y pesca continental y en el fomento de su aprovechamiento sostenible; en la protección y seguimiento de la flora y fauna silvestres y sus hábitats; así como en la conservación del monte mediterráneo y en la explotación sostenible de sus recursos.

 Respecto a los ‘Espacios Naturales y Uso público’ se impulsarán las actuaciones de vigilancia, control e información que fomenten la práctica ordenada de actividades de uso público y de turismo de naturaleza, además de asegurar el buen estado de las instalaciones y servicios que se desarrollen en el medio natural. También se persigue contribuir al mantenimiento de los valores y singularidad ambiental de los espacios naturales de Sierra Nevada y Doñana. 

 En el apartado de ‘Aguas’, las tareas de control e inspección tienen como objetivo la protección y conservación del Dominio Público Hidráulico, del Dominio Público Marítimo Terrestre y de los ecosistemas hídricos en general. Con estas actuaciones se pretende también comprobar y verificar que las actividades, instalaciones y proyectos cumplen los condicionantes recogidos en las autorizaciones de vertidos tanto urbanos como industriales. 

 Respecto a las ‘Ayudas y Subvenciones’, las acciones van dirigidas a verificar que los beneficiarios de las mismas cumplen los requisitos y las ejecutan correctamente.

 Por último, el programa de ‘Vías Pecuarias, Corredores y  Puertas Verdes’ tiene como objeto velar por el buen estado y uso de las instalaciones y equipamientos, el control de ocupaciones en vías pecuarias  y la vigilancia y conservación de las mismas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de