Este proyecto de reconstrucción denominado C.A.S.E. (Complex Anti-seismic Sustainable Ecocompatible) reúne modernos códigos de edificación eco sostenible y antisísmica.
 
El proyecto C.A.S.E. de Abruzzo desarrollado por CogEsi, asociación de empresas constituida para este proyecto específico, adopta tecnologías de "estratificación seca". Esta solución cumple con los más altos estándares de construcción anti-sísmicos y eco-compatibles: Es rápida de ejecutar, permite la construcción de edificios seguros, el beneficio de ahorros significativos de energía y altos niveles de confort interior.

La tecnología de construcción basada en "estratificación seca" permite el montaje de varias capas de elementos biosostenibles para crear las paredes externas del edificio con soporte de carga de acero, madera o estructuras prefabricadas sobre las que las planchas por capas se montan.

Las casas, construidas en un tiempo récord (menos de tres meses), cumplen con los estándares de alta calidad y tienen el más alto ahorro de energía gracias a este sistema de construcción basado en soluciones tecnológicamente avanzadas.

“CogEsi” recibió este contrato a través de una licitación europea y los edificios construidos para la provincia de L´Aquila representan un proyecto de arquitectura sostenible en el que varias empresas líderes en el sector han participado con el suministro de materiales de rendimiento superior.

Para el recubrimiento del edificio, se optó por una solución aislante fabricada con materiales naturales y eco-compatibles. Las propiedades aislantes de estos paneles especiales fueron certificadas por el Departamento de Física de la Universidad de Padova.

Gracias a su superficie metalizada de baja emisividad, protege del calor durante el verano y reduce sus pérdidas en invierno, mientras ofrece una correcta gestión de la condensación y asegura la salubridad ambiental, contribuyendo significativamente a mejorar el rendimiento energético y el confort del edificio.

Además estos materiales aislantes naturales y eco-compatibles han sido certificados por la ANAB (Italian National Association for Bioecological Architecture), el IBO (Österreichisches Institut für Baubiologie – Wien), y el IBN (Institut für Baubiologie Neubeuern – Germany).

Para optimizar la gestión de la humedad, se utilizó una capa de control de vapor, que proporciona una barrera ante las fugas de aire, además de prevenir la condensación.

Por último, para la construcción de estas casas se han utilizado desde innovadores sistemas de ahorro energético a soluciones relativas a la eficiencia energética.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de