García Solano ha ideado un completo sistema informático con el que pretende vigilar, y sobre todo, conocer, muy de cerca el comportamiento de las huertas solares. «La experiencia acumulada con grandes centrales fotovoltaicas es todavía escasa. Resulta sencillo intentar justificar las producciones obtenidas en base únicamente a la cantidad de radiación solar recibida. Sin embargo, son muchos los factores que determinan el comportamiento energético de estas centrales y esos factores deben ser analizados para detectar posibles problemas”, asegura García Solano.

Ha analizado el diseño, la influencia de las sombras en la captación eficaz de energía. Todo para conocer al detalle cómo funcionan estos grandes sistemas solares.

De los tejados a las centrales de gran potencia

El tiempo ha corrido rápido para la energía fotovoltaica. Mientras que hasta poco la mayoría de los sistemas conectados a red eran paneles fijos de pequeña potencia, colocados sobre edificios o en los tejados y fachadas de casas, ahora no es extraño encontrar grandes huertas solares, que han cambiado el paisaje de muchas llanuras del territorio. El progresivo aumento del número de centrales de gran potencia, que agrupa grandes centrales, se ha convertido en una práctica común de colaboración para diferentes propietarios.

«El programa permite cálculos mucho más complejos que los que ofrecen los programas comerciales, sobre todo en lo que se refiere al cálculo de la influencia de las sombras que, dentro de una central fotovoltaica, unos generadores proyectan sobre otros», concluye.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de