En este contexto, Madrid fue el escenario de una charla temática sobre la "Responsabilidad eco-corporativa: un compromiso común con el medio ambiente". Con una importante representación empresarial, el acto comenzó con las palabras del director de Arjowiggins Iberia, Martín Sarobe, en las que destacó el enorme trabajo que está realizando la industria papelera a favor del medio ambiente. En concreto, Arjowiggins lleva décadas en ello y especialmente los últimos meses, en los que toda la estrategia del grupo gira alrededor del eslogan "Contract with Nature". Así, Martín Sarobe destacó que "todas nuestras fábricas tienen la certificación ISO 9001 y 14001, que son las relacionadas con la calidad y con la gestión medioambiental".

A continuación, intervino Teresa Calatayud, ex directora general de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y profesora adjunta en la universidad Rey Juan Carlos I, que estableció, en el ámbito de la administración, cómo se estaban resolviendo las preocupaciones empresariales en esta materia.

El punto de vista jurídico lo ofreció Jesús de la Morena, director de Garrigues Medio Ambiente, que en su charla resaltó el cambio que ha existido en la percepción de las empresas en el ámbito medioambiental en los últimos años: "Dentro del entorno cambiante en el que estamos, hemos sido testigos de cómo el Medio Ambiente ha pasado de ser un elemento puramente de producción o técnico, a como se ha convertido a un elemento estratégico y de decisión para las compañías".

Estos cruces de ideas, como el producido esta semana en Madrid, proponen a los profesionales del sector gráfico, así como a los editores y publicistas, encuentros en torno a cuestiones medioambientales e intercambios sobre sus prácticas en materia de ecología industrial. Con invitados de renombre, estos debates aportan aclaraciones sobre los últimos avances tecnológicos aplicados a las distintas gamas de papel.

Ante los retos de la globalización, Arjowiggins desea compartir su experiencia de empresa eco-responsable y propone soluciones adaptadas e innovadoras a sus clientes, para lograr sus objetivos medioambientales.

Estas soluciones, también destacadas por Martín Sarobe, director de Arjowiggins Iberia, durante su intervención, van desde los papeles estucados de pasta química a los papeles reciclados, pasando por papeles ecológicos de alta tecnología que combinan:

– Reciclaje, con la oferta más amplia de este segmento del mercado. Esta estrategia fue reforzada por la adquisición de las sociedades Dalum y Greenfield en 2007.

– Certificación FSC, un programa de certificación reconocida mundialmente por el conjunto

de los protagonistas del sector gráfico y por las grandes organizaciones medioambientales.

– Reducción de las emisiones de carbono, la eficacia energética y la reducción de las emisiones directas e indirectas de CO2.

Para aplicarlos, Arjowiggins moviliza a diario 8.000 empleados, 31 centros de producción y 3 centros de investigación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de