Con esta actuación el  Ayuntamiento de Alicante quiere apostar por el ahorro energético y el respeto al medio ambiente, sustituyendo las farolas de vapor de sodio por las que emplean LED (Light-Emitting Diode). El centenar de farolas instaladas, aseguran los expertos, “evitarán la contaminación lumínica, ya que dirigen la luz con precisión para que sólo se ilumine la zona deseada”.

Además, añaden, “emiten una luz más blanca que permite realzar la imagen de los comercios de la avenida al visualizar mejor las formas y colores frente a la iluminación anaranjada de las farolas tradicionales de vapor de sodio”.

Las nuevas farolas están fabricadas con materiales reciclables y no contaminantes y, según los expertos, “cumplen la nueva normativa europea sobre ahorro energético y contaminación lumínica que entró en vigor el 1 de abril”.

El alumbrado instalado en la avenida Maisonnave ha sido sometido a estrictos controles de calidad. Dispone de un circuito interno de transmisión eléctrica “que permite que siga funcionando aunque falle uno de los leds, evitando así el apagado completo de la luminaria”, afirman los responsables.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de