El informe tiene como objetivo concienciar sobre el papel fundamental que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden jugar, y particularmente las redes de banda ancha, en la creación de ese tipo de economía en el futuro.

Además, pone de relieve la importancia de la colaboración público-privada en la aceleración del cambio.

Al presentar el documento en Ginebra, el secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), Hamadoun Touré, señaló que afrontar el cambio climático implica transformar por completo la forma de vida, de trabajo y de viajes; así como el cambio del modelo de desarrollo hacia uno más justo y sostenible para asegurar la supervivencia de la especie.

Entre los ejemplos mencionados por la publicación se encuentra el desarrollo de ciudades inteligentes que cuenten con plataformas electrónicas de educación, salud y comercio, y que establezcan redes inteligentes que alerten a los clientes en tiempo real sobre el consumo que realizan

Asimismo dedica un espacio a soluciones laborales como las teleconferencias y el trabajo flexible que reducen los viajes aéreos y terrestres y la necesidad de espacios para oficinas.

El informe se ha basado en entrevistas, estudios de casos y material de apoyo de más de 20 líderes y expertos en el campo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de