Frente a los catalizadores de tipo homogéneo, ha trabajado en el desarrollo de catalizadores heterogéneos, “que permiten recuperar y reutilizar el catalizador y reducir considerablemente el impacto medioambiental”.

La síntesis de biodiésel se basa en una reacción conocida como transesterificación. Consiste en combinar el aceite vegetal con un alcohol ligero, generalmente metanol. Los triglicéridos del aceite, gracias a un catalizador, reaccionan con el metanol y se convierten en biodiésel (más específicamente, en ésteres metílicos de ácidos grasos que son los que constituyen el biodiésel).

“En este trabajo de tesis hemos establecido las bases para desarrollar un catalizador heterogéneo con capacidad para poder ser implementado en procesos industriales de producción de biodiésel”, señala esta investigadora. Además, ha logrado identificar los parámetros más influyentes que determinan el comportamiento del catalizador.

En concreto, el objetivo principal de la investigación fue preparar catalizadores heterogéneos de naturaleza básica, que fueran suficientemente activos y estables. Las reacciones de síntesis de biodiésel se realizaron utilizando como materia prima aceite de girasol. “Los catalizadores de tipo homogéneo son muy activos, pero no se pueden reutilizar, requieren costosas etapas de separación y dan origen a importantes volúmenes de aguas residuales, que deben ser convenientemente tratadas”, explica. Por ello, existe gran interés en emplear este nuevo tipo de catalizadores heterogéneos “que, al no ser solubles en el medio de reacción, simplifican las etapas del proceso y abren la posibilidad de reutilizar el catalizador y reducir también considerablemente el impacto medioambiental de la producción de biodiésel”.

El biodiésel es la única alternativa actualmente disponible al diésel fósil obtenido a partir del petróleo. En la Unión Europea es el biocarburante de primera generación más importante, con cerca de 9,6 millones de toneladas producidas en 2010 y un consumo en el sector del transporte equivalente a 10,7 millones de toneladas de petróleo.

La tesis, “Catalizadores heterogéneos para la síntesis del biodiésel”, ha sido dirigida por los profesores Luis Gandía Pascual y María Cruz Arzamendi Manterola, del Departamento de Química Aplicada de la UPNA. Los resultados obtenidos en el desarrollo de esta investigación han dado lugar a cinco publicaciones en revistas científicas internacionales y a varias comunicaciones en congresos nacionales e internacionales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de