La directora general de Calidad e Impacto Ambiental de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, Matilde Basarán, ha visitado recientemente las instalaciones de la Cooperativa Vinícola Nuestra Señora de la Paz, en Corral de Almaguer (Toledo),  que ha puesto en funcionamiento un sistema de depuración de aguas residuales para tratar las aguas procedentes del proceso de elaboración del vino de forma separada antes de su vertido a la red municipal. La instalación de este sistema ha supuesto una inversión total de 242.000 euros, de los que 118.000 han sido sufragados con cargo al Programa de Desarrollo Rural que gestiona la Consejería de Agricultura.

Basarán ha puesto como ejemplo esta instalación para destacar “el esfuerzo de las industrias agroalimentarias castellano-manchegas por mejorar sus aspectos medioambientales haciendo compatible su producción con la conservación adecuada del medio ambiente”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de