Durante esta jornada de debate, en la que han participado el Ente Vasco de la Energía (EVE) se han ofrecido datos cuantitativos que avalan el crecimiento y proyección de las Smart Grids, y que requieren de la involucración de las tecnologías de la información para dotar de inteligencia a dichos proyectos.
 
Con este fin, las empresas que se han embarcado en iniciativas de estas características, disponen de un observatorio, SICC-GAIA,  que ofrece información estratégica en el sector de la energía y en concreto de las Smart Grids. Su objetivo es impulsar la competitividad a través de la innovación abierta; identificar las necesidades con la que se enfrenta el sector y detectar nuevas oportunidades de negocio.

La Administración está haciendo una apuesta importante por este sector, con un compromiso económico para el lanzamiento de un "proyecto país", que posicione a la industria de las redes inteligentes vascas entre los referentes del sector a nivel mundial. Dichas empresas ya cuentan con un amplio conocimiento y experiencia en este ámbito, no sólo a nivel regional, sino en toda España. Sin embargo, tal como ha señalado Fernando Alana, responsable del área de Tecnología y Competitividad de GAIA, "todavía debemos seguir impulsando la colaboración entre todos los agentes para ofrecer soluciones de valor a la demanda existente y posicionar a la industria vasca entre las mejores".

Proyecto INGRID

Durante la jornada también se han mostrado experiencias piloto y reales sobre redes inteligentes en toda España, entre las que destaca el proyecto INGRID, una infraestructura experimental en redes inteligentes que se hará realidad en el Parque Tecnológico de Zamudio a partir de 2012. Este proyecto, puesto en marcha por Tecnalia, pretende convertirse en un referente internacional en el sector energético eléctrico. La plataforma desarrollará actividades experimentales de evaluación  del diseño para el desarrollo de producto y la certificación en las redes inteligentes del futuro.

Otros proyectos que se han presentado durante la jornada han sido "iSare Microgrid Gipuzkoa", cuyo objetivo es crear una micro red inteligente que sea eficiente, sostenible y segura que sirva de banco de ensayo para desarrollar y experimentar el estado de diferentes tecnologías de generación y almacenamiento energético. La idea de implantar esta micro red experimental partió de la Cámara Comercio de Gipuzkoa, en el marco de Gipuzkoa Aurrera, en la que además de la Diputación y el Gobierno central, participan un consorcio de empresas y centros tecnológicos, con el apoyo del Clúster Tecnológico Gaia y la alianza tecnológica IK4, y liderado por la empresa Jema (Grupo Irizar). Asimismo, el Gobierno Vasco, a través del EVE, e Iberdrola están planeando dotar de Micro Grids a diferentes núcleos urbanos de Bilbao y Portugalete.

Una de las principales metas de este tipo de implantaciones es cumplir con la Directiva Europea, que exige que para 2020 el 80% de los contadores sean inteligentes, dotándolos de la posibilidad de discriminación horaria y telegestión.

A estos objetivos concretos se unen los retos en materia energética que indica la EU para 2010: reducir el 20% de emisiones de CO2, alcanzar el 20% de generación de fuentes de energía renovable, y conseguir el 20% de mejora en el rendimiento. Con este fin, las Micro Grids pretenden minimizar las pérdidas de la red eléctrica gestionando eficientemente el consumo a través del almacenando de energía.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de