Jesús Uriol i Chavarriga aseguró que “con la entrada en vigor del nuevo Código Técnico de la Edificación, los técnicos proyectistas y las empresas instaladoras tienen un importante caballo de batalla con el cumplimiento con el resultado del ensayo “in situ” de comprobación de los niveles de aislamiento proyectados”.

El Código Técnico de la Edificación (CTE) entró en vigor en marzo de 2006, pero aún son muchas las empresas que encuentran problemas a la hora de aplicar dicha normativa. Por eso, Uriol i Chavarriga resaltó “la importancia de contar con un especialista que aporte la garantía necesaria para el cumplimiento de la normativa”.

En este sentido la formación de un profesional cobra una gran relevancia, ya que tal y como indicó el experto “un amplio conocimiento en la materia nos aportará una importante reducción de costes y espacio”.

Este Documento Básico tiene por objeto establecer reglas y procedimientos que permiten cumplir las exigencias básicas de protección frente al ruido. Tal y como refleja el Artículo 14 del CTE  su objetivo es limitar dentro de los edificios y en condiciones normales de utilización, el riesgo de molestias o enfermedades que el ruido pueda producir a los usuarios como consecuencia de las características de su proyecto, construcción, uso y mantenimiento.

Según Jesús Uriol i Chavarriga, que es además tutor del curso de Especialista en la protección de edificios frente al ruido que Ambientum.com imparte de forma online, “la optimización de las soluciones constructivas aporta mayor calidad en los proyectos constructivos”.

Tal y como recoge la normativa vigente, los edificios se deben  proyectar, construir y mantener de tal forma que sus elementos constructivos tengan unas características acústicas adecuadas para reducir la transmisión del ruido aéreo, de impactos, y las vibraciones de las instalaciones propias del edificio, así como para limitar el ruido reverberante de los recintos.

Los puntos más conflictivos del CTE, y que pueden complicar el trabajo de los profesionales son, entre otros, el cálculo del índice de reducción de vibraciones en uniones de elementos constructivos, y la valoración de la mejora del índice de reducción acústica.

Si quieres conocer más cursos relacionados con la Atmósfera y el Ruido, accede a nuestra Sección de Formación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de