Por Ana García.

La Audiencia Provincial de Barcelona ha dictado la que por el momento sería la sentencia penal más grave por delito de contaminación acústica en España. La dueña del Pub Donnegal de la capital, María del Carmen, nacida en Toledo, ha sido condenada a cinco años y medio por ruido generado "que ha perturbado gravemente la vida familiar y la salud física y psíquica" de los vecinos, según figura en la sentencia a la que ha tenido acceso AMBIENTUM.

El juez la condena, también, a una multa de 50.000 euros que la acusada tendrá que pagar a cuatro habitantes del inmueble.

Primer delito de lesiones por ruido

La Asociación Catalana contra la Contaminación Acústica asegura que la sentencia supone un "hecho novedoso". "Es la primera vez que se condena por lesiones causadas directamente por el ruido", afirman. Un caso similar en Zaragoza, finalizó con una condena por imprudencia con resultado de lesiones. Este fallo sería similar al que se aplica en caso de accidentes de tráfico. 

En el caso del pub Donnegal, el juez afirma que existe "conciencia" para causar esta lesión. Es decir, que Mari Carmen sabía que el ruido de su local estaba afectando a los vecinos del edificio.

El documento concluye que además del año y medio de condena por un delito de lesiones, se añade otros cuatro años por daños al medio ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de