José Manuel Soria aseguró en su intervención que la inserción de proyectos de inversión como el ATC en una región como Castilla-La Mancha, que actualmente cuenta con un sector industrial débil, supone un revulsivo y un gran empuje para su desarrollo industrial. El objetivo es, según Soria, "atraer empresas que generen talento, que innoven y que investiguen en desarrollo". El titular de Industria aseguró que el ATC es un proyecto cargado de futuro, oportunidades y empleo para Villar de Cañas y Cuenca durante los próximos años".

Por su parte, la presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, mostró su confianza en que el ATC revierta la tendencia a la despoblación de la provincia de Cuenca, y suponga la apertura de nuevas oportunidades a sus vecinos. Para Cospedal, el ATC será "un foco de atracción para empresas", que contribuirá a modernizar el sistema productivo de la región. "Somos una sociedad eminentemente rural, pero tenemos que apostar por las nuevas tecnologías y por dar a nuestro jóvenes la mejor formación", afirmó la presidenta de los castellano-manchegos.

Francisco Gil-Ortega, en su primer acto público tras su nombramiento como presidente de ENRESA, agradeció al municipio de Villar de Cañas su rotunda apuesta por una instalación segura al cien por cien, y aseguro que el ATC será una fuente de desarrollo y riqueza para la comarca. El presidente de Enresa afirmó que, de manera inmediata, se iniciarán los contactos con los propietario de los terrenos ofrecidos por el Ayuntamiento para cerrar el acuerdo de compra que posibilite el inicio del proceso administrativo para la construcción del ATC y su Centro Tecnológico asociado, en los que se invertirán 980 millones de euros, y permitirán la creación de entre 300 y 500 empleos durante los cinco años que está previsto dure su construcción y de unos 120 empleos durante su operación.

El alcalde de Villar de Cañas, José María Sáiz, agradeció la presencia de las autoridades que asistieron al acto oficial del proyecto y destacó el apoyo, tanto de su municipio como de la comarca, a una instalación como el ATC, que les permite "tener un futuro desarrollo tecnológico con el que hasta ahora no contaban".

PSOE C-LM

Pero no son todo voces a favor del ATC. El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado "patético" que la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, que se manifestó en su día contraria a que un cementerio nuclear se instalara en cualquier municipio de la región, "fuera a celebrar, como si se tratara de la instalación de un parque temático, la cantidad de hoteles, restaurantes y rutas turísticas que se van a poner en marcha para ver la basura nuclear".

En una rueda de prensa en Talavera de la Reina, García-Page ha dicho que "da la impresión" de que la presidenta de la región "cree que somos tontos y que la gente es idiota ante la ambición que tiene ella por estar en Madrid y por traernos lo que no quiere nadie como es la basura nuclear".

En relación al acto que se celebró este miércoles en la localidad conquense de Villar de Cañas para presentar el proyecto del ATC, el dirigente socialista ha señalado que está siendo "muy cara la "factura" que estamos pagando los castellano-manchegos por la ambición madrileña de Cospedal".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de