La Junta Directiva de la RECI (Red española de Ciudades Inteligentes) se ha reunido en Córdoba, y ha aprobado la incorporación de 6 nuevas ciudades, con lo que pasa a estar constituida por 60 miembros.

Santander liderará el subgrupo de gestión de residuos, integrado dentro del grupo de trabajo de medio ambiente, infraestructuras y habitabilidad de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), a la que aportará, además, su experiencia en la puesta en marcha de un proyecto de eficiencia energética para el alumbrado público de toda la ciudad. 

La Junta Directiva de la RECI se ha reunido hoy en Córdoba, donde ha adoptado, entre otras decisiones, la de incorporar a 6 nuevas ciudades que han solicitado su adhesión: Almería, Arganda del Rey (Madrid), Mérida (Badajoz), Molina de Segura (Murcia), Paterna (Valencia) y Sant Cugat (Barcelona), con lo que la Red pasa a estar constituida por 60 municipios.

Asimismo, desde que la Asamblea de la RECI aprobara en julio la creación de la figura del “municipio amigo” para aquellas ciudades de menos de 50.000 habitantes que no pueden constituirse en miembros de pleno derecho de la Red, han sido cinco las solicitudes recibidas en este sentido: Abarán (Murcia), Cambrills (Tarragona), Mahón (Menorca), Manacor (Mallorca) y Torrijos (Toledo) son desde hoy los primeros “municipios amigos” de RECI.       

Por otro lado, se ha aprobado la firma de un convenio de colaboración con la Universidad Católica San Antonio de Murcia con el fin de llevar a cabo acciones conjuntas de investigación, desarrollo y formación en el ámbito de las smart cities. 

La Junta Directiva ha repasado y aprobado también los avances realizados por los cinco Grupos de Trabajo de la Red, anunciados en la reunión del VII Comité Técnico celebrado en el pasado día 14 en Pamplona, en la que se acordó que Santander lidere el subgrupo de gestión de residuos, integrado dentro del grupo de trabajo de medio ambiente, infraestructuras y habitabilidad.

Santander ya ha empezado el despliegue tecnológico en el servicio de gestión de residuos que permitirá contar con sensores para conocer el estado, en tiempo real, de los puntos de vertido, sistemas de control por GPS de los trabajos y sensores móviles en los vehículos de recogida que recojan información sobre la calidad del aire, temperatura, humedad, etc. 

De esta forma, los usuarios podrán saber el nivel de llenado de las papeleras o contenedores o trasladar al servicio cualquier incidencia, transmitiendo el posicionamiento de los mismos. 

Este servicio es uno de los que se sumarán a la plataforma tecnológica única en la que está trabajando la ciudad de Santander para implantar su estructura como ciudad inteligente, y que contará también con el alumbrado, la movilidad y el agua entre sus verticales. 

Asimismo, ha indicado que los santanderinos ya tienen disponible la aplicación móvil “Cuida Santander”, que hace posible mantener un contacto directo entre el servicio de recogida de residuos y los usuarios.

Esta APP, entre otras cuestiones, permite enviar cualquier tipo de incidencia a la empresa concesionaria del servicio, así como al propio Ayuntamiento, además de la disposición de horarios de los puntos limpios móviles o avisos para la recogida de voluminosos o enseres de mayor tamaño. 

Asimismo y una vez que finalice el despliegue tecnológico en este servicio, se incorporará esta información a la aplicación móvil que los ciudadanos tendrán a su disposición, de forma que, en esta segunda fase de implantación de la APP, el usuario entre otras informaciones o acciones, podrá conocer, por ejemplo, el nivel de llenado del contenedor situado junto a su vivienda o la hora a la que pasará el camión de recogida. 

Santander también aportará su experiencia en la puesta en marcha de un proyecto de eficiencia energética para el alumbrado público de toda la ciudad, para lo que elaborará una guía de actuación que servirá de modelo para que el resto de ciudades de la RECI puedan seguir los pasos de la capital cántabra. 

Este proyecto de eficiencia energética conseguirá un ahorro de, al menos, el 70% en el consumo energético del alumbrado público y conllevará una inversión de alrededor de 13,5 millones de euros en la renovación de la iluminación exterior de la ciudad. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de