El Inventario refleja que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del año 2008 se sitúan en 405.048 Kilotoneladas CO2-eq, lo que supone una reducción porcentual del 7,7 % con respecto las emisiones de 2007, situando las emisiones globales en un 39,8% por encima de las emisiones del año base.

El descenso de las emisiones se debe principalmente a una mejora de la intensidad energética y a un cambio en el mix de producción de energía, con un claro incremento de las renovables y una disminución del uso del carbón como consecuencia de los precios relativos de los combustibles fósiles y del precio de la tonelada de CO2 en los mercados internacionales.

Se observa también una disminución de las emisiones a causa de un menor uso de combustibles en el sector transporte y en determinadas actividades industriales como la fabricación de cemento. También se han producido mejoras metodológicas en el cálculo de factores de emisión del sector transporte, motores estacionarios y uso de colas en el cálculo de emisiones.

Las proyecciones nacionales de emisión, basadas en la serie 1990-2007 del inventario y elaboradas considerando la más reciente actualización de las planificaciones sectoriales y del escenario macroeconómico asociado a las mismas, apuntan a unas emisiones de gases de efecto invernadero medias para España en el quinquenio 2008-2012 que se situarían en un 34,45% por encima del año base del Protocolo de Kioto.

El Informe de proyecciones establece tres escenarios distintos, el tendencial (sin medidas), el escenario base (con medidas) y el escenario objetivo (con medidas adicionales). Este último escenario apunta a unas emisiones de gases de efecto invernadero medias en el quinquenio de 390.295 kt de CO2 equivalente.

Además de las emisiones de GEI, el informe recoge proyecciones de emisión de los gases contaminantes incluidos en la Directiva de Techos Nacionales de Emisión: NOx, SO2, NH3 y COVNM



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de