La práctica del dragado se basa en hacer un agujero en la playa donde vierten los sedimentos del puerto. Una vez finalizado el proceso, se procede al reparto por la playa para “aplanar” la montaña de árido.

Las consecuencias de este tipo de prácticas, que la asociación ecologista considera ilegal, crean una modificación en la dinámica natural de la playa hasta contaminación de la fauna del sustrato. Además de estos inconvenientes, se añaden las molestias a las personas, llegando a que los surfistas se han visto obligados a salir del agua por la angustia y malestar que les producían los olores.

Tratamiento de los materiales

Según la organización ecologista este tipo de materiales necesitan de un análisis para recibir un procesamiento adecuado. Lo que está claro es que los materiales contienen aceites y gasoil, por lo que no son inocuos y por lo tanto se necesita tratar el mismo.

Ecologistas en Acción considera que “la nefasta gestión de las administraciones públicas sobre las costas hace que se vierta un árido directamente”. Además, consideran que la realización de un estudio de impacto ambiental y llevar el dragado a un vertedero sería la correcta metodología a aplicar.

Por lo tanto, la asociación ecologista pide solucionar esta situación y que se realice un correcto tratamiento de los materiales de dragado, evitando así poner en peligro tanto al medio ambiente como a los visitantes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de