Lombrices rojas

La vermicultura, es el reciclaje de basura orgánica con lombrices. Puede ser una alternativa ecológica a los convencionales vertederos. Algunos tipos de lombrices pueden llegar a comer su propio peso, por lo que un kilogramo de estos gusanos procesa un kilogramo de basura cada día.

En los vertederos, la basura orgánica puede estar años descomponiéndose, las lombrices pueden procesar hasta el 90% de la basura en un par de meses.
Los esfuerzos para convertir los residuos orgánicos de las ciudades en abono o compost son, en general, pequeños y suelen estar limitados ya que este negocio es complicado por los costes de separación, los costes de transporte y el hecho de que, en la mayoría de los países, el coste de depositar la basura en vertederos es bajo y no hay por tanto incentivos para buscar otras alternativas.

EJEMPLOS Y USOS

Sin embargo, un gran ejemplo lo encontramos en Kano, Nigeria, donde se estima que el 25% del fertilizante que usan los campesinos aledaños proviene de las basuras municipales.
La vermicultura puede hacerse también comercialmente. En Rosario, la tercera ciudad más grande de Argentina, los residentes del barrio pobre de Empalme Graneros están utilizando la Eisenia Foetida o lombriz roja californiana para compostar restos de frutas y vegetales que utilizan en el abono de pequeñas huertas y para vender los gusanos a los pescadores locales. La Universidad del Rosario en Colombia la que está enseñando a los residentes —la mayoría mujeres— estas técnicas de compostaje. En combinación con talleres de huertas urbanas, han conseguido que los participantes hayan aumentado la disponibilidad de comida e ingresos de sus familias.

Para los restaurantes, hoteles, supermercados y otros negocios poder convertir en abono los residuos puede disminuir los costes del manejo de sus basuras e incluso generar ingresos. En California, Vons Companies Inc. y la cadena de supermercados Ralph Grocery’s Company, con más de 585 tiendas entre las dos, han reducido sus basuras en un 85% compostando los restos de flores, frutas, vegetales y el papel en productos que venden de nuevo en sus locales.

La microempresa Abonarte, ideada por una asociación de ecologistas, tiene organizada una red de cien hogares, varios supermercados y algunas panaderías para reciclar material orgánico con lombricultura. Aunque esta iniciativa por el momento es pequeña se trata de una solución interesante.

EN CASA
También en los hogares, los vermicompostadores pueden ser utiles, no ocupan mucho espacio, trabajan rápido y no generan olores. Además, ahorrar en el transporte de la basura reduciría emisiones de gases de efecto invernadero.

SOLUCIÓNEs una solución ecológica para nuestros hogares, podría ayudar en la economía de barrios marginales, estrategias empresariales de ahorro de costos, la cría de lombrices para producir abonos orgánicos es una solución eficiente, barata y limpia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de