Para ello, a través de la UCE, el Instituto de Consumo y la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, se van a distribuir en toda la región 900 contenedores de residuos para que los ciudadanos puedan reciclar el material de desecho que diariamente producen en sus casas.

Tres contenedores

Así, se distribuirán tres contenedores para el vidrio, el papel y los envases que se han diseñado con un tamaño medio y práctico, con tapas de distinto color, según el contenido que deben albergar: amarillo envases, azul papel y verde vidrio.

Una campaña presentada por el director del Instituto de Consumo, Jesús Montalvo, el director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, Manuel Guerrero, y la directora de la Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha, Begoña de la Cruz, quienes estuvieron acompañados en el acto por los delegados provinciales de Salud y Bienestar Social y de Agricultura y Medio Ambiente, Víctor Manuel Gómez y Gustavo Martín, respectivamente, y la presidenta de la Federación Regional de Asociaciones de Consumidores Aldonza-Unae, María Carmen Rizo.

A través de la campaña se pretende sensibilizar a la población sobre la problemática de la gestión de residuos y sobre el papel que pueden jugar como consumidores en la prevención de su generación, así como informarles de la forma en que pueden contribuir a una gestión más eficaz de los residuos generados.

Montalvo resaltó que "como consumidores, debemos reeducar nuestros hábitos, sin que por ello debamos renunciar a nuestro bienestar" y "debemos buscar fórmulas para evitar destruir el medio ambiente y conservar el nivel de desarrollo que la Humanidad ha alcanzado en estos 21 siglos de existencia".

El reciclaje y el ahorro

Además, el director del Instituto de Consumo unió la conservación del medio ambiente en esta campaña para incrementar el reciclaje doméstico al ahorro que estas costumbres diarias de separación de residuos puede suponer para las familias.

Manuel Guerrero recordó que este apoyo del Gobierno de José María Barreda a la iniciativa de los consumidores se enmarca "en la línea de subvenciones que pretenden, fundamentalmente, sensibilizar y concienciar a los ciudadanos de la necesidad de tener una gestión sostenible de todos esos residuos que generamos diariamente en nuestros hogares".

Con este gesto de separación de residuos contribuimos, según resaltaba el director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, a la lucha contra el cambio climático, al ahorro de miles de toneladas de emisiones de CO2 y también al ahorro del consumidor.

60 nuevos puntos limpios

Guerrero unió este reciclaje domiciliario con otra de las actuaciones en materia de gestión de residuos que está desarrollando el Gobierno regional, como son los puntos limpios que ha promovido por toda Castilla-La Mancha.

En este sentido, resaltó que se han construido 60 nuevos puntos limpios en los municipios de la comunidad autónoma, a lo que el Gobierno regional ha destinado 14 millones de euros, y que van acompañados por un programa de educación ambiental que sensibiliza e informa sobre la gestión sostenible de los residuos.

También quiso el director general poner en valor lo que hasta la fecha se ha hecho en esta materia en nuestra región, afirmando que vamos a velocidad de crucero tal y como pone de manifiesto el hecho de que en el año 1998 se recogieran 6.839 toneladas de residuos reciclados y en 2009 esa cantidad haya ascendido hasta las 65.505 toneladas recogidas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de