En el marco de la Jornada sobre la recogida puerta a puerta y la prevención de residuos municipales en Cataluña, Tost ha defendido el estudio comparativo del balance económico de la recogida selectiva puerta a puerta, y de su recogida mediante el sistema con contenedores.

Si bien la recogida de residuos en contenedor supone 69,47 euros por habitante cada año, en el caso de la recogida puerta a puerta es de 68,40 euros por habitante al año, además de apreciarse un abaratamiento cuando mayor es el índice de recogida selectiva.

En las recogidas puerta a puerta, un mayor coste de recogida queda compensado por un menor coste de tratamiento y mayores ingresos, además de conseguir mayores índices de recogida selectiva, de entre el 65% y el 85%, teniendo en cuenta también que la generación de residuos baja un 13%.

Según Tost, el sistema puerta a puerta permite una mayor concienciación ciudadana a la hora de comprar, evitando el uso excesivo de envases, el aumento del compostaje doméstico y el uso de la bolsa de compost.

El estudio, que se fundamenta en datos reales de 81 municipios catalanes de hasta 20.000 habitantes –41 utilizan el sistema puerta a puerta y 40 cuentan con contenedores en las aceras–, ha sido encargado a la Fundación ENT, que ha trabajado conjuntamente con la Asociación de Municipios Catalanas por la Recogida Selectiva Puerta a Puerta y la Universitat de Barcelona (UB).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de