Representantes de todos los sectores implicados de España y Portugal, debatieron y analizaron el pasado jueves y viernes las mejores soluciones para el tratamiento de residuos en las ciudades modernas, “un problema que se agrava año tras año”, según hizo ver Roberto Cavallo, presidente de AICA (Asociación Internacional para la Comunicación Medioambiental) durante la primera sesión de la III Conferencia Internacional sobre Residuos Urbanos, organizada por el ISR (Instituto para la Sostenibilidad de los Recursos) y por el Lipor (Serviço Intermunicipalizado de Gestão de Resíduos do Grande Porto): “Los europeos generamos una media de 600 kilos de basura por persona y año, una cantidad que no ha dejado de aumentar en los últimos años”.

A este problema hizo alusión, Fernando Leite, Administrador Delegado del LIPOR, al señalar que es necesario seguir avanzando en la sociedad europea del reciclaje. “Hasta ahora la legislación europea estaba basada en aunar voluntades más que en exigir resultados concretos. La nueva Directiva cambia este concepto y viene a marcar hitos de obligado cumplimiento para todos los estados miembros, lo que esperamos culmine con notables avances”.

Una de las novedades de esta Directiva es la obligación de realizar Programas de Prevención, dentro de las respectivas planificaciones de residuos de todos y cada uno de los países miembros, incorporando objetivos cuantificados e indicadores para su control.

La Directiva también señala unos objetivos concretos para la reutilización y el reciclaje (incluido el compostaje) para el año 2020. En el caso de los residuos urbanos, incluyendo los domiciliarios y asimilables, estas actividades deberán alcanzar al menos el 50 por ciento del total, mientras que para los provenientes de la construcción y demolición, la cifra se eleva al 70 por ciento. En el caso de los residuos orgánicos (bio-residuos), la Directiva exige su recogida selectiva, su tratamiento específico y el establecimiento de estándares de uso para el producto compost.

En relación con la incineración con recuperación de energía de los residuos urbanos, la Directiva no deja lugar a dudas. “La actual legislación delimita muy claramente cuando se puede considerar valorización o cuando se trata solamente de eliminación. Hay una fórmula específica que al aplicarse marca la diferencia entre un concepto y otro”, señaló Carlos Martínez Orgado, director General del ISR durante la sesión matinal.

Durante la III Conferencia Internacional sobre Residuos Urbanos intervendrán, entre otros expertos internacionales, Nadine De Greef, secretaria general de la FEAD, (Federación Europea de Gestión de Residuos); Jan Manders, vicepresidente de la CEWEP (Confederación Europea de Plantas de Tratamiento Energético de Residuos) o Enzo Favoino, presidente del Grupo de Trabajo “Tratamiento biológico” de la ISWA.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de