Nueva EDAR del Guadalquivir
Nueva EDAR del Guadalquivir

La estación depuradora de aguas residuales Guadalquivir, situada en La Comarca del Aljarafe Sevillano, cuenta ahora con uno de los sistemas más avanzados para la gestión del proceso de deshidratación de aguas residuales. El lodo extraido se utiliza para usos agrícolas en distintas zonas de la provincia de Sevilla.

Aljafaresa (Empresa Mancomunada del Aljarafe, S.A.) ha instalado en su EDAR Guadalquivir (Palomares del Río, Sevilla) unos nuevos decantadores centrífugos de Alfa Laval, así como un sistema de monitorización y automatización de los mismos, “Octopus”, que permite reducir al mínimo la operación manual de la planta.

Reduce costes de transporte y energía

Gracias a la instalación de estos nuevos equipos, el lodo procedente de la digestión anaerobio ha aumentado su concentración desde un 3 hasta un 20/22%, lo que facilita su evacuación en camiones, reduce sensiblemente los costes de transporte y, además, permite la reutilización de los mismos para usos agrícolas.

Por su parte, el sistema de automatización minimiza la supervisión por parte de operadores y permite conectar el sistema en horas en las que el consumo eléctrico es más barato, lo que proporciona importantes ahorros económicos.

Ramón González Tévar, Responsable del Servicio de Producción de Aljarafesa explica que la planta tenía un sistema de deshidratación de fangos un tanto obsoleto, lo que acarreaba graves inconvenientes: “Teníamos problemas medioambientales, por la generación y emisiones de vapores con contaminación biológica, problemas de funcionamiento, con paradas e intervenciones continuas de mantenimiento, etc. Por ello, nos planteamos promover un proyecto para modernizar esa tecnología y resolver estos problemas.”

El sistema de monitorización “Octopus”, unido a los nuevos decantadores, proporciona importantes ahorros, ya que el transporte de lodos es uno de los costes más elevados de una estación depuradora. Para José Manuel Palomo, Gerente de Procesos de Alfa Laval, “el ahorro de costes en este capítulo para Aljarafesa está siendo de un 25%; y lo realmente interesante para nuestro cliente es que se puede mantener este ahorro durante toda la vida útil de estos equipos”.

Garantía de seguridad para los empleados

Otra de las ventajas de la nueva instalación es que ha mejorado sensiblemente las condiciones de trabajo de los empleados de la planta. Para González Tévar, “era muy importante implantar un sistema que ofreciese unas garantías de seguridad y salud laboral y que funcionase de forma automática, para reducir la intervención de los operadores a la mínima expresión.”

El lodo seco producido en esta instalación se destina actualmente a la aplicación directa agrícola, uno de los usos que están regulados en la Comunidad Autónoma Andaluza y ese es el único uso que se le está dando a todo el lodo producido en esta planta y en todas las plantas de depuración de aguas residuales que tiene Aljarafesa en Andalucía.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de