Durante la inauguración de la Jornada, que se celebró en Jumilla, el titular de Agricultura y Agua subrayó que los lodos que se generan en los procesos de depuración "contienen riqueza orgánica que mejora la textura de los suelos agrícolas", y añadió que su uso "es beneficioso si se aplican correctamente". Indicó que "podemos convertir un residuo en un recurso y desarrollar el concepto de "economía azul", que consiste en aprovechar los residuos que generamos".

Las depuradoras de la Región generan más de 140.000 toneladas de lodo, que tienen un alto contenido orgánico en nutrientes como el nitrógeno, el fósforo o el potasio, lo que permite "ser utilizado como abono natural en nuestros suelos". De ellos, la mitad se aplican directamente tras pasar por rigurosos controles analíticos, mientras que el resto se destina a la fabricación de compost que permite su aplicación al suelo como abono.

Además, esta práctica está agrupada en el marco de la condicionalidad de la Política Agraria Común y, por tanto, añadió Cerdá, "es un criterio a tener en cuenta en la evaluación de los pagos anuales a los agricultores". Recordó que además de "la calidad del agua obtenida", los gases de la combustión de los lodos "ya se están aprovechando en la aplicación de energía", y resaltó que "ahora se intenta dar un paso más en la optimización de los lodos en agricultura".

Cerdá destacó que la Región de Murcia "es una referencia mundial en saneamiento y depuración", con más de 100 hectómetros cúbicos reutilizados al año, y en el "aprovechamiento de los subproductos que se generan en los procesos de depuración".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de